Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Samael, Tyrone Whitaker

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Cassandra Tosakuno
Diseñadora - MP - Perfil
Black Domina
Créditos.

[FIC /Presente] Aquí huele a mar.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[FIC /Presente] Aquí huele a mar.

Mensaje por Samael el Miér Nov 08, 2017 11:03 am

Pasaron las horas y en aquel puerto, poco a poco, se iba generando la tranquilidad. Las operaciones de limpieza estaban dando sus frutos y no parecía que fuesen a tardar demasiado ya que apenas quedaban escombros bañando la playa y chocando contras los mueles. Aún quedaban barco en pie, pero los que de verdad parecían estar de una pieza, eran aquellos que acaban de llegar. Algunos eran mercantes, otros, quizás turistas, eso era algo que nunca lograría distinguir. -Hay veces que un barco pirata y uno de simples maleantes es imposible de diferenciar. – Comenté en voz alta, sin pensar demasiado en mis palabras. Estaba cansado y quería buscar un barco en el cual trabajar para poder marcharme de allí con Margo. - ¿En qué se diferencian unos maleantes a unos piratas? Son lo mismo. – Respondió la mujer, tras mi espalda con una voz hueca. Al parecer, le hacía gracia hablar así bajo aquella mascarilla, la cual había decorado. – Bueno, todo es muy relativo. ¿Quién te dice a ti que la justicia solo la imparte la Marina? No creo que todo sea blanco o negro… - Respondí mientras seguía caminando por el puerto, buscando algún medio de transporte para nosotros dos. La verdad era que estaba muy contento de poder contar con aquella muchacha, ya que no era para nada una persona con una moral confeccionada por la sociedad y aquello me alegraba.

-¿Qué te parece aquella?- Preguntó de golpe Margo, señalando una pequeña carabela de dos velas azules con un par de marineros sobre ella. No sabía hacia dónde se dirigían, así que no pude afirmar así como así. Estábamos en una parte del muelle en la que los barcos zarpaban hacia Grand Line, pero quizás aquellos tipos no marcharían hasta dentro de una semana o puede que más. Por aquel motivo, seguí caminando con el maletín en mi mano hasta que llegué a la altura de aquel navío. –Buenos días.- Saludé mientras me retiraba el sombrero. Sin embargo, aquellos hombres no parecían ser muy receptivos ya que apenas me hicieron casi y continuaron con sus labores. Era cierto que apenas eran tres, pero parecían bastante grandes y corpulentos, por lo que no quería mostrarme demasiado agresivo con ellos, aunque realmente quisiese agarrarlos por el pescuezo y atarlos por los tobillos en la popa del barco a ver cuánto tardaban en ahogarse. – Me gustaría saber si tenían pensado volver a Grand Line.- Pregunté observando que el barco estaba vacío, y que solamente había barriles sin contenido y alguna que otra caja tumbada y abierta, sin nada en su interior. Pero de nuevo, no obtuve respuesta alguna. – Verás, mi acompañante y yo buscamos ir hacia Grand Line, pero no tenemos un barco sobre el que viajar. Sin embargo, estamos dispuestos a ofrecer nuestros servicios como médico y cocinera si nos permiten viajar con ustedes. – Yo continuaba hablando, aunque no esperaba a esas alturas ninguna respuesta. Sin embargo, al decir la palabra “cocinera” en voz alta, aquellos tipos se dieron la vuelta y comenzaron a observar con ojos golosos a Margo. Sí, eran asquerosos y era evidente a por lo que iban, por lo que me puse el sombrero de nuevo y me dispuse a dar la vuelta, pero Margo me detuvo. Era una mujer con los cojones suficientes como para atreverse a viajar con aquellos cavernícolas. Si dependiese de mí, no habría aceptado aquel trato al ver los actos de aquellos marineros, pero ella tenía un carácter fuerte y me gustaba estar rodeado de gente así. Su valentía me hacía afirmar, cada vez más, lo que quería. Sentía el valor correr por mis venas cuando la situación lo ameritaba, y estar con alguien así a mi lado, me hacía darme cuenta de muchas cosas.

El cielo y el mar eran azul por igual. La brisa, cada vez era menor, por lo que nuestra marcha se detuvo brevemente cuando apenas era medio día. El camino era largo y aún quedaban varias horas hasta que pudiésemos llegar siquiera a la entrada de nuestro destino, por lo que Margo y yo nos limitábamos a descansar en nuestro camarote. De nuevo, me había tocado descansar en un lugar que anteriormente se había utilizado para vete tú a saber qué. – Huele como a… no lo sé, es asqueroso. – Comentó sorprendida la muchacha mientras se introducía algunos mechones bajo la caperuza oscura que vestía. La verdad, me gustaba el traje que había elegido, ya que no era tan enigmático como el mío, pero ocultaba lo suficiente como para sembrar la duda en cualquiera. – A mí me sorprende más que puedas respirar con eso. ¿No te da calor? – Comenté de una forma un tanto jocosa. Me hacía cierta gracia y despertaba curiosidad en mí que aquella chica pudiese respirar correctamente con algo tan férreamente pegado a su mandíbula. Sin embargo, no tuvimos tiempo siquiera de respondernos más, ya que uno de los hombres que nos había permitido viajar con ellos abrió la puerta de nuestra estancia. –Es hora de hacer la comida, mujer.- Comentó con un tono demasiado gañán, lo que hizo que Margo soltase una pequeña carcajada que pasó desapercibida para el garrulo aquel. De pronto, y cuando pasó a su lado, el hombre le dio una cachetada en el culo. Quise hacer ademan de levantarme, pero ella me hizo un gesto con la mano. Me miró a los ojos y juntó sus manos, una palma contra la otra. Era evidente que me estaba pidiendo perdón, pero no sabía por qué. Aún no había hecho nada, y aquello me intrigaba, pero me gustaba a la vez.

Una vez que cerraron la puerta y sus pasos se alejaron, me puse en pie de nuevo, agarré mi maletín y la caperuza de Margo y me marché de allí; No me iba  aquedar quieto sabiendo que aquella muchacha estaba planeando algo.
avatar
Samael
Civil
Civil

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 03/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FIC /Presente] Aquí huele a mar.

Mensaje por Matthias Lehner Hoy a las 9:42 am


_________________
No es una huida, es una retirada estratégica.

[Ficha]
- [Expediente] - [Objetos] - [Akuma no Mi] - [Técnicas]
Músico al servicio de Kensei - Originario de Namakura -Usuario de la Magu Magu no Mi
Haki Dormido - Recompensa 40.000.000 Berries
Dueño de los navíos O.M.G y Napalm Records
avatar
Matthias Lehner
Pirata Conocido
Pirata Conocido

Mensajes : 501
Fecha de inscripción : 15/08/2017
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.