Últimos temas
» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Ayer a las 12:27 am por Kalhenz

» Petición de Nivel
Dom Dic 10, 2017 7:28 pm por Kalhenz

» [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]
Sáb Dic 09, 2017 6:52 pm por Rak

» [Presente] Dinero facil. [Narrador]
Vie Dic 08, 2017 9:29 am por Narrador

» Una copita de vino. [Pasado / LIBRE]
Miér Dic 06, 2017 11:06 pm por Kalhenz

» [Censo] Noviembre
Mar Dic 05, 2017 8:55 pm por Matthias Lehner

» Una visita de "medico" [pasado/ LIBRE]
Mar Dic 05, 2017 8:27 pm por Matthias Lehner

» [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?
Sáb Dic 02, 2017 8:07 pm por Narrador

» Ausencia durante diciembre
Sáb Dic 02, 2017 6:28 pm por Tsuyoi Kikku

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Rak el Dom Nov 05, 2017 11:46 am

El aroma que desprendía la olla era exquisito. Las papas ya hervidas habían sido echadas a la olla por la dulce anciana, quien nunca me dijo su nombre. Las papas nadaban en el delicioso jugo amarillento y rojizo, cada vez que revolvíamos la mezcla de carne y verduras.
Condimenté un poco más la mezcla para que tuviera algo de picante y que se sintiera ese energía que resurgía de sus estómagos.
Mientras estábamos en la cocina, tanto limpiando como controlando el guiso, una voz nueva apareció en la casa. La mujer giró y me dijo que su marido había llegado y que seguro tendría hambre. Debíamos apurarnos, para que el dueño de casa no se sintiera ofendido ni nada de eso, pero por lo que contaba la anciana, jamás lo había visto enojado.
Las voces en la sala iban y venían. Al parecer se estaban divirtiendo bastante con el dueño de casa. Era una casa bastante alegre y me habían hecho olvidar mi pesar por quedar varados en la isla por dos semanas seguidas.
La anciana abrió la heladera, haciendo que esta emitiera un vapor fresco, que acariciaba con sus manos a cualquiera que estuviera frente de este. Sacó bebidas y llamo al gyojin para que la ayudara a cargarla, mientras yo terminaba la comida.
Me sorprendió que la mujer me delegara una tarea tan importante como la comida. En mis viajes había conocido a gente anciana muy meticulosa con la comida y apenas me dejaban ayudar, pero esta anciana era distinta.

Cuando volvió con las manos vacías, miro el guiso y probo el contenido. La papas estaba en su mejor punto, la carne estaba tan blanda que se desasía en la boca y el jugo estaba tan rico que cualquiera que lo hubiera probado querría meter el pan hasta el fondo y comer de esa forma el guiso.
-Esta rico, verdad?- le pregunté a la señora mientras bajaba el cucharon y lo dejaba en la gran mesa de mármol. Esta asintió y con una sonrisa fue hasta la puerta de la cocina y anuncio con júbilo que la comida estaba lista.
Mi estomago gruñó y la anciana se rio suavemente de mí y me indico que apagar la olla, y la llevara a la mesa. Asentí ante la orden de la anciana.
Apagué la hornalla instantemente y coloque la tapa a la olla. Tomé dos trapos que se encontraban en la mesa de mármol y tomé por las orejas la olla e hice fuerza para levantarla de la cocina y llevarla hasta la mesa.
Caminé lentamente mientras hacía equilibrio para que el jugo de la comida no cayera al suelo manchándolo. Llegué a la mesa, observando que todos se encontraban sentados menos la anciana, quien con hábiles manos con el uso del cuchillo, cortaba grandes rodajas de pan caseros.
Rodeé la mesa, hasta llegar a un pequeño círculo de metal donde debía apoyar la olla. Una vez apoyada y mis manos fuera de las ojeras de la olla, exclamé -Le voilà!- la palabra en francés salió tan fea y con tan poco gusto, que cualquiera que supiera francés se hubiera reído en mi cara.
Antes de destapar la olla, mire al anciano y dueño de casa e hice una reverencia - Soy Rak Seth. Un placer conocer al hombre de la casa y quien amablemente me ha recibido en su hogar, aunque sea un completo extraño- el hombre muy amable dedicó unas palabas y me ordenó que sirviera la comida. La orden fue amable y sin voz de patrón.
-Claro. Disculpas por la tardanza- dije mientras sacaba la tapa, haciendo que cayeran unas gotas de agua condensa a la mesa, mientras el vapor de la olla se elevaba hasta el cielorraso y desaparecía en el ambiente.
Pedí cada uno de los platos y servía a quien me los había entregado. No era una linda presentación, pero en ese momento no importaba demasiado.
La anciana volvió a la mesa con dos cestos lleno de pan, aun humeando.

Ya estábamos todos en la mesa, degustando el delicioso estofado. En ese momento nada podía salir mal.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Cronos el Lun Nov 06, 2017 7:24 am

La mesa estaba preparada, la comida lista, solo quedaba lo mejor, comer, comer y comer, estaba algo reacio pues la comida de la mujer salía de maravilla y ahora el gato con botas le había metido mano a la olla, no sabía si de verdad este tío.. ¿Es tío? ¿Como le preguntas a un mitad gyojin mitad animal que sexo es? Bueno, como si importara si fuera gata o no... Lo importante es... ¿El engendro de la naturaleza este sabía cocinar? Lo iba a comprobar ahora mismo. Esperé que el marido de la anciana hiciera los cánticos esos antes de comer, "damos gracias, gracias, gracias" como si no se lo hubieran trabajado ellos, que encima se lo tenían que agradecer a alguien por encima de los humanos y que nunca habían visto.. El unico dios que existía era la fuerza, la inteligencia y la suerte, sin olvidar al mas grande de todos, el dinero...

Cogí la cuchara y me la metí en la boca no sin antes pasarla por el plato, probando si el gato tenía mano en la cocina. De pronto un aroma el cual ya había catado antes pues era imposible no oler lo bien que olía, un sabor, unas texturas ¡TODO! El maldito gatuno sabía cocinar, ya estaba bueno de por sí pero a saber que magia le había echado el gato a la comida
-¡Pero esto que es!- Grité en medio de la mesa -¡Maldito ser despreciable!- También grite pero mirando al gato a la vez que me levantaba de la mesa -¡Esto está buenísimo!- Me senté y empecé a comer lentamente, degustando cada cucharada, notando como las patatas se deshacían cual hielo al sol, ¡había que admitir que se había marcado un diez en la comida! Hasta me había olvidado del odio que les tenía a los dos invasores -¿Como lo has hecho? LA mujer cocinaba muy bien ¿Como se puede mejorar lo que ya estaba al maximo?- Preguntaba sin levantar el hocico de la mesa pero eso si, con la boca vacía, ¡no soy un salvaje!
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Iohn Kajiya el Lun Nov 06, 2017 3:37 pm

Mientras la anciana y el felino ultimaban los detalles de la comida, el señor de la casa se sntó en el cabezal de la mesa con una amplia sonrisa. Ni siquiera pareció inmutarse al ver la funda de mi espada apoyada en el mueble, lo cual era más o menos entendible pues debía ser lo menos extraño que hubiera visto aquel hombre en todo el día. Al fin y al cabo, en su casa había dos desconocidos y uno de ellos estaba cubierto de pelo. Al poner sus cansadas posaderas en la silla, apartó un poco los cubiertos sobre la mesa y apoyó los codos, acercándose un poco a mí. “Conque médico itinerante… Es la primera vez que escucho algo así… ¿Qué es lo que haces, exactamente?” me preguntó, casi en un susurro, con una mirada de intriga. “Pues verá, viajo de aquí para allá, donde me lleva la marea, y me dedico a ofrecer mis conocimientos a la buena gente que me cruzo” le expliqué, sin entrar mucho en detalles. “Pareces más un hombre necesitado de ayuda que alguien que pueda ofrecerla” me respondió, con un deje gracioso en su voz, que interpreté como que no buscaba reírse de mí sino solo vocear su sorpresa. Antes de que pudiera replicarle, pero, entraron en la estancia los otros comensales… Uno de ellos cargando una olla rebosante de estofado.

Se hizo un profundo silencio en la sala mientras el gato empezaba a servirnos la comida. Solo se escuchaba el crujir de las sillas y el sonido metálico del cucharón al repiquetear dentro de la cazuela. Fue un momento prácticamente religioso, culminado por los verdaderos rezos de la familia que habitaba allí. Por respeto a los anfitriones, yo tomé parte en la misma plegaria, antes de atacar con un hambre voraz ese plato. Tuve que contener lágrimas de gozo cuando probé la primera cucharada, cubriéndome los ojos con el trapo, pues era lo mejor que había comido jamás. La carne, las patatas, la zanahoria y el tomate, y a saber los demás ingredientes, hacían una mezcla perfecta, puro arte culinario. Tras la segunda cucharada, me dirigí a los dos cocineros, y ya sin poder mantener las lágrimas a raya, les dije entre sollozos de alegría “Muchísimas gracias… No sé cómo podré pagároslo…”. Quizás había hablado más de la cuenta al no tener nada con lo que compensarles, pero la locura me había invadido al probar tan delicioso manjar.

Cuando los platos se fueron vaciando, a un ritmo casi sorprendente, el hombre se levantó y sacó una botella de vino de detrás de un armario. “Creo que una día como hoy se puede celebrar” dijo, mientras la descorchaba. Nos sirvió a todos los presentes, y como bien es sabido, cuando éstas se vaciaron, la conversación ya empezó a fluir de forma normal entre los comensales. “¿Y bien? Estoy esperando escuchar las historias de tan interesantes invitados” dijo el anciano, quien ya mostraba leves signos de embriaguez. “Tú también, Cronos, ya sabes las normas de esta casa: comida a cambio de una historia”. Cuando dijo lo último empezó a reírse, y su mujer, que hasta entonces había parecido ser muy regia, lo acompañó en la carcajada.
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Rak el Mar Nov 07, 2017 8:59 pm

Tomé la silla con mis manos y di un pequeño salto, mientras atraía la silla más cerca de la mesa. La comida humeaba en el plato y en la olla, la cual tape rápidamente, para que este no perdiera calor y se mantuviera caliente.
Tomé el tenedor y el cuchillo para cortar un trozo de la carne, pero al ver que nadie lo hacia lo dejé sobre el plato y miré, para ver cuál era la razón de la espera que estábamos haciendo.
Al ver que la anciana estaba con la cabeza hacia abajo, mire al dueño de casa y hacia lo mismo, los imité. Este dijo una plegaria, que para mi resultaba inútil. No existían los Dioses o el Dios, solo eran humanos o alguna otra raza con mucho poder creyéndose inmortales e invencibles.
Aunque no concordaba con ellos, acepte su tradición y me quede en silencio con la cabeza gacha. Una vez finalizada la plegaria, comenzó el choque de los cubierto con el plato, las manos viajando una y otra vez a la cesta del pan y el sonido de la carne moliéndose en las bocas, siempre había un desubicado que absorbía el liquido de la cuchara.

Terminé de cortar el trozo de carne que había empezado con anterioridad, pero este estaba tan blando que no hacía falta hacer fuerza. la carne estaba tan tierna que se deshacía en la boca. Supuse que al ser gente mayor su estomago y dentadura necesitaban que la carne estuviera blanda.
Continúe comiendo "Aun le falta algo, pero no se que" pensé, mientras tomaba el liquido en una cuchara y comenzaba a degustarlo.
Mi pensamiento se alejo rápidamente, cuando gyojin grito en medio de la mesa, ante la atenta mirada de los dueños de casa y mía. Este mismo me insulto, pero luego alabo mi comida, no sabía si estar furioso o contento, pero me daba igual.
-Creo que afuera te explique cómo mejorar esta comida y tu no me has prestado atención- le dije apaciblemente, mientras llevaba a mi boca un tozo de pan humedecido por el liquido que la comida y espesado por la papa que se habia disuelto en esta.
De pronto el otro comensal comenzó a sollozar mientras nos miraba y agradecía. Mire a la anciana extrañada y esta se encontraba sonriente. Algo extrañado ignore la situación y continúe comiendo.

La olla se vacio rápidamente, al mismo tiempo que los estómagos se ensanchaban. Una vez con los platos limpios de comida, el hombre se levantó y extrajo de un armario un botella de vino. Este comenzó  servirnos a todos y luego de volvió a sentar y tomó un largo trago de vino.
Mire mi copa con ese liquido tan rosado que se traslucía. Lleve mi nariz a la copa y este tenía un olor dulzón y no amargo como los vinos de Miqueot.
Tomé un sorbo, testeando su textura y amargura, pero para mi sorpresa este no era amargo, era más bien dulce e hizo cosquilleos en mi paladar.
-Excelente vino señor- dije al final, luego de probarlo. - Me arriesgaría a decir que es un vino hecho con uva moscatel. Digo, por lo dulce que es- Esperé que el hombre me corrigiera o me diera la razón.

Luego de esa pequeña charla, la mujer se levantó y comenzó a recoger los platos, por lo que me levante y comencé también a hacerlo, pero ella me detuvo y me dijo que disfrutara de la charla.
Tome nuevamente la copa y comencé  a beber el contenido lentamente, hasta terminar dejar solo un poco de esa bebida.
Estábamos sentados, tranquilos, mientas la digestión hacia su proceso, cuando el dueño de casa pregunto sobre las historias.
-Mmm que les puedo contar- pensé unos segundos hasta que se me vino a la cabeza una historia.
-Está bien. Soy un mink y provengo del nuevo Mundo, lugar donde las brisas son huracanes y los fuertes vientos te mandan a volar por todo el océano y muchas cosas impredecibles pasan. Los ataques también son frecuentes por lo que los marineros siempre andan preparado para todo- dije mientras comenzaba a jugar con el vaso y comenzaba a recordar lo sucedido-  
-En fin, íbamos navegando por la mitad del océano mas grande del mundo, cuando un estruendo se escuchó muy cerca del navío, el agua se levantó como una pira de fuego e hizo el sonido del vacio llenándose nuevamente de agua- dije moviendo mis manos expresivamente, como lo haría un niño emocionado que esta relatando un gran suceso.
-Entonces lo vimos. Era un enorme barco pirata que se aproximaba hacia nosotros con sus cañones fuera, entonces el capitán del navío gritó...-
"-Marineros a sus armas- grito el capitán  emitió una voz de excitación y miedo al mismo tiempo.
El viento azotaba con fiereza el mar y las pequeñas olas que se formaban azotaban el barco, el cual crujía a cada golpe del mismo.
El viento comenzó a azotar con fuerza la vela y el mástil principal comenzó a zamarrearse y a crujir. Algunos marines decían que se iba a romper, pero este resistía cada oleada de viento.
Un manto negro de nubes tapaba el poderoso sol, convirtiendo el día en una noche larga y tenebrosa.

El barco pirata había cesado el fuego, porque nuestro navio estaba siendo abordados por ellos. Los pocos piratas que pudieran pasar, dieron una feroz batalla. Disparos iban y venia, choque del metal contra el metal resonaba por toda la borda y ni siquiera los truenos podían opacar ese intenso sonido.
Me encontraba en el medio de todos deteniendo a dos piratas con katanas , que querían llegar hasta el capitán, quien estaba luchando con su gran mazo contra tres piratas..."
El relato se estaba extendiendo demasiado por lo que decidí contar la versión corta.
"... la lucha continuaba y cada vez mas piratas llegaban al navío por las cuerdas que se encontraban sujetadas en un costado del barco.
Los marineros que ya había vencido a sus contrincante, cortaron todas las sogas y  al fin vencimos al último pirata, quien quedo destrozado bajo el martillo del capitán.
Al ver esa resistencia de un pequeño barco, los piratas decidiendo bombardear nuestro navío para hundirnos, pero..."
Me callé por un segundo recordando lo que había sucedido en ese momento, pero al fin dije - no se si fue obra del destino o tuvimos una suerte terrible-
"... algo sucedió en ese momento. Un rayo uso como destino el mástil mas alto del gran navío pirata, prendiendo fuego la madera reseca de este, mientras un gran viento se desataba, hinchando la vela ayudándonos a movernos a mayor velocidad alejándonos del barco pirata"
-Aun recuerdo la gran humareda que se veía cuando ya estábamos muy lejos y llegamos al final de la gran tormenta- Eso fue  lo último que dije, antes de volver a tomar mi copa y tomar lo último que quedaba del delicioso vino, esperando que algún otro iniciara algún interesante relato, que permitiera seguir perdiendo el tiempo.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Cronos el Jue Nov 09, 2017 8:52 am

Escuché las historias de los demás, enseguida pensé que también habían tenido sus momentos pero no era algo que me llamara mucho la atención -Creo que ya te he contado todas mis historias y ya he acabado la valla, en cuanto acabe de comer me iré- Comenté, claramente me quedaban más historias que contar como por ejemplo la de la marca grabada a fuego en el pecho, pero eso sería otro día pues nunca tenía ganas de contar esa parte. Tras acabar dí las gracias y me levanté -Un placer haber estado con vosotros estos días, pero me espera Paco en el puerto, así que con vuestro permiso tomaré un poco el sol para reposar la comida y me iré- Comenté, ya les había hablado de Paco a los ancianos así que lo llamaba por su nombre.

Me levanté de la mesa no sin antes agachar la cabeza en forma de saludo a la mujer, pero antes de irme miré al gato gigante
-Sabes cocinar, eso no te lo quito, me has quitado las ganas de morderte... Espero volver a encontrarnos, sería una lastima solo probar un plato- Me había costado horrores decir esas malditas palabras, era como regurgitar agujas desde lo más interior de mi cuerpo pero se lo había ganado, el tipo sabía lo que hacía y no como el otro que solo había venido a gorronear la comida ganada por los demás. Salí fuera donde el campo seguido por el canino de la familia y tras dar unos cuantos pasos, me tiré a absorber los rayos de aquél precioso astro
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Iohn Kajiya el Dom Nov 12, 2017 12:23 pm

OFF ROLL - Disculpa:
Perdón por la espera, que he estado de exámenes. El martes termino, ¡espero poder meterle caña de nuevo desde entonces!

El felino fue el primero en empezar a contar su historia. Pese a que hasta ese momento se había mostrado algo distante, frío incluso, pues ni siquiera pareció reaccionar a los comentarios de Cronos o mis agradecimientos, algo cambió cuando empezó a explicar esa experiencia que había pasado. Su emoción se hizo evidente y tomó un ritmo acelerado, explicando la historia de tal forma que todos los que lo acompañábamos en la mesa (la mujer se había levantado instantes antes para recoger los platos) fuimos capaces de imaginarnos en la piel del mink. Cuando culminó su historia, un silencio se hizo evidente, casi tangible, en la mesa, como si faltara algo de una presencia incuestionable. Casi sentí si la casa se hubiera hecho algo más pequeña, más sofocante, tras haber estado unos segundos en alta mar llevado por las palabras de Rak. Pero la ronda de historias no concluía allí, pues el hombre de la casa bebió un poco más de ese exquisito vino y se giró hacía mí, levantando una ceja de forma claramente inquisitiva. “Me toca a mí, supongo” pensé, y pensé unos segundos cual de mis aventuras podría seguir a las que había contado el felino. Al pensar en la adecuada, carraspeé un poco, tomé un sorbo de vino, y empecé a explicar.

Mis viajes me han llevado por todas partes. Me he cruzado los Blues de lado a lado, llevado por comerciantes, marinos y piratas por igual, conociendo a la gente más variopinta que os podáis imaginar. Pero en una pequeña isla del North Blue a medio día de la Isla del Reloj, tan pequeña que no tiene ni nombre y ni siquiera puede ser llamada isla, ocurrió esta historia. Llegué allí por casualidad, llevado por las mareas y el destino, del mismo modo que me encuentro aquí hoy con vosotros. Era primavera y en ese islote encontré uno de los paisajes más sorprendentes que os podáis llegar a imaginar, un bosque entero cubierto por flores de miles de colores, que decoraban el suelo como una pintura con infinidad de matices y que abrazaban a los troncos de los árboles con dulzura. Era totalmente idílico. Pero como cualquier lugar de este mundo que destaque por su belleza, había un grupo de gente que pretendía reclamarlo como suyo. Después de pasear por ese bosque durante un rato, casi anonadado por la brisa que discurría y el agradable olor que desprendían esas flores, me encontré con un campamento de gente que estaban talando los árboles y recogiendo las flores de forma indiscriminada, despojando al mundo de la belleza de aquel lugar. Pero no lo hacían sin que la oposición. Un grupo de hombres de la isla cercana se encontraban allí, plantándoles cara a aquellos que pretendían arrasar con el lugar, defendiendo con más orgullo y entereza que nadie a quien haya visto jamás ese pequeño pedazo de paraíso. Eran muchos menos y los taladores habían contratado a mercenarios para que les quitaran de encima a aquella gente, pero ellos no se rendían, ni siquiera ante una muerte que era casi segura. Ese capacidad de sacrificio, ese corazón y fe inquebrantables que les hacía alzarse una vez y otra me inspiró, por lo que me puse a pelear a su lado…

Dejé de hablar un instante, fijándome que aquellos que estaban sentados en la mesa conmigo estaban completamente absorbidos por mis palabras. Tomé un nuevo sorbo de vino, casi acabándome la copa, y proseguí para acabar la historia.

La pelea duró dos días con sus dos noches. Aquellos que estaban a mi lado, casi sin comida ni bebida, heridos más allá de lo que mis conocimientos podían curar, no desfallecieron ni un instante. Allí entendí el motivo de su lucha, la fuerza que les empujaba, pues me explicaron que para ellos, ese pequeño pedazo de tierra era un lugar sagrado. Un islote que estaba cubierto por esas hermosas flores todo el año, de las cuales conseguían extraer un néctar que convertían en comida, medicinas y demás. La fe que sentían, fue capaz de llevarles a la victoria contra todo pronóstico, consiguiendo echar a los hombres que pretendían arrasar con todo. Fin.

Antes de que ninguno de ellos dijera nada, me acabé mi bebida y me recosté en la silla. Recordar esos eventos me había hecho sentir ese mismo confort del cual había sido partícipe en aquella batalla. “Esos fueron unos buenos días” pensé, feliz. Sin embargo, la situación en aquella mesa, de nuevo de paz y silencio tras concluir mi historia, duraron más bien poco. El reptil, el cual había escuchado ambos relatos con paciencia, se levantó de la silla e informó al hombre de que se iba. Antes de hacerlo, pero, se dirigió al felino al cual reconoció como gran cocinero. Yo, algo molesto por no escuchar el relato del cocodrilo, me levanté de la silla con la intención de detenerlo antes de salir de la casa, pero no lo logré. Al volver al camino en el cual nos habíamos conocido los tres desconocidos, le pude poner la mano en el hombro para tratar frenarlo, aunque él ya se había detenido. Cuando traté de vislumbrar qué era lo que lo había hecho pararse, pude fijarme en un grupo de una veintena de hombres que con miradas de burla y desprecio fijaban sus ojos en el gyojin y en la casa. “Cronos, ¿quiénes son estos?” le pregunté.
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Rak el Mar Nov 14, 2017 10:50 pm

El vino estaba exquisito. Humedecía y endulzaba el paladar, haciendo que el resto de gusto saldado de la comida desapareciera tras lo dulce del liquido.
Había relatado uno de mis muchos viajes que hice por el Nuevo Mundo, el cual había dejado mi garganta  seca. Tomé el vaso y me lo lleve hacia la boca, tomando el resto de lo que quedaba en la copa.
Mientras tomaba, el espadachín comenzó a contar su  historia. Me recorte sobre la silla para oírla e  ir imaginando cada palabra. Estaba mirando un punto fijo sobre la mesa, no sabía decir que específicamente, pero denotaba concentración.
A diferencia de la mía, su lucha fue noble y en defensa de un grupo de personas que defendían su tierra;  en cambio la mía fue más que nada por orgullo y en defensa de una carga que no tenía un precio muy alto.
Una vez que terminó de relatar, volví a la realidad. -Interesante. No sabía que existía esa isla pequeña isla cerca de la isla reloj y eso que el navío en el cual me encontraba, se dirigía justamente hacia la isla reloj- dije, mientras comenzaba a jugar con mi copa y observaba como la mujer volvía a levantarse para llevar cada vez más cosas de la mesa.
-Creo que es turno de...- pero no puede terminar de hablar, porque el gyojin se levantó arrastrando las patas de la silla contra el suelo. Esto me pareció un falta de respeto, hacia el dueño de la casa, pero este simplemente se quedé callado. No era mi casa, no era mi comida, no era mi mesa y sobre todo no era mi propiedad, por lo que no podía decir nada.
El gyojin dijo algunas cosas, que no me parecieron erradas, pero al menos podría tener un poco de respeto por los que lo invitaron a su mesa.
Antes de que se alejara de la mesa, el gyojin clavo sus ojos sobre los míos, como aun invitándome a luchar y dijo algo que me sorprendió -¿Morderme? No creo que hayas podido alcanzarme- sonreí - Cuando gustes, seguramente nos volveremos a cruzar- Una vez que dije esto el gyojin salió de la casa.
-Interesante sujeto, no sabía que los gyojin necesitaran el sol para hacer al digestión- dije al aire, pero estaba seguro que los dueños de casa me oirían.  

Ayudé a la anciana con los últimos detalles de la limpieza de la mesa y caminé hacia la cocina, donde había dejado mis objetos y las  tomé. No podía permanecer allí por mucho tiempo, por lo que decidí irme. En una de esas alcanzaba al gyojin y podríamos tener una conversación seria, pero divertida. Además la caminata haría bien para la digestión.
Caminé hacia la puerta, por donde se había ido el gyojin luego de decir hablar, seguido por el espadachín que salió sin decir nada. Me paré en el marco de la misma, mientras empuja la puerta con mi mochila - Gracias por la comida y el hospedaje- incliné mi cabeza con los brazos pegados al cuerpo.
Giré para salir de la casa y al abrir la puerta al todo, me encontré con mis dos... compañeros, mirando a un grupo de hombres con sonrisas, miradas burlescas y otras cosas que no sabría describir bien.
Me acerque al espadachín y al gyojin - Y estos ¿quiénes son?- pregunte murmurando para que solo ellos pudieran escuchar, pero luego  me adelante unos pasos y miré a los hombres - ¿Que demonios quieren?- pregunte casi gritando, pero tratando de que mi voz no alarmara a los ancianos que se encontraban dentro.
Aunque espere su respuesta, su sonrisa me dijo todo lo que tenía que saber. Eran bandidos y pensaban  robar a los ancianos y hasta peor, matarlos.
- Al parecer tendré diversión hoy- murmuré sin que nadie me escuchara "Comida y bandidos ¿Que mas quiero?" pensé divertido, mientras revoleaba mi mochila hacia la casa, la cual cayó al suelo levantado una nube de polvo. Tomé mi halberd con las dos manos y esperé que los bandidos decidieran atacar de una vez por todas.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Cronos el Lun Nov 27, 2017 8:23 am

Noté la mano del hombre en mi hombro, normalmente me habría quejado pero lo vi, vi los problemas que se acercaban a la pacifica casa de aquellos hombres y se podría decir que hasta me supo mal... Que pena, que para unos humanos decentes que encuentro hayan veinte esperando a cambiarme la opinión de golpe. -Por eso me tendría que haber ido antes- Comenté, no por evitar el conflicto si no, por que pensaba que yo lo había atraído, estaba totalmente seguro a un cincuenta por ciento que venían a por mi, Gyojin y de aspecto agresivo, eso trae los problemas de los racistas o de los miedosos, a cada cual peor, unos eran ineptos que no les daba la mollera de mas, el otro grupo el peor, yo era consciente de lo que el miedo podía provocar y de lo peligroso que podía convertir a un hombre totalmente inofensivo, pero ese irracional miedo a lo desconocido los convertía en asesinos en potencia...

Me apreté los nudillos crujiendo cada dedo de mi mano y me preparé para lo que se nos venía encima
-¿Quieren problemas? Tendrán problemas. La pena es que Paco no esté conmigo- Comentaba para mi mismo pero en voz alta, eran demasiados, pero el hecho de querer proteger a estos dos ancianos por sentirme en deuda con ellos fue lo que no me recordó que habían dos desconocidos que comieron gratis la hospitalidad de los yayos...
El perro de los granjeros estaba a mi lado, gruñendo hacia la puerta. Di unos pasos firmes hasta la puerta principal y salí por la misma con ganas de comerme el mundo... ¿O al mundo? Da igual, que me iba a comer hasta su tuetano
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.