Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Pasado] [Privado] Resacón en Briss

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: [Pasado] [Privado] Resacón en Briss

Mensaje por Iohn Kajiya el Vie Nov 24, 2017 4:22 am

La explicación por parte de esa niña me seguía pareciendo inverosímil como poco. Cierto era que yo no es que pasara desapercibido cuando iba borracho, del mismo modo que yo hubiera decidido colarme en una fiesta privada donde pareciera que se servía buen alcohol y había bellas mujeres era sin duda creíble. Pero de allí a que yo sacara mi espada y la usara para amenazar a un camarero para que me sirviera había un buen trecho. “Quizás tengo un problema con la bebida” me planteé, en silencio, mientras pensaba en la historia que me contaba la chiquilla. “O quizás el problema ERA la bebida” dudé, durante un instante, al darme cuenta de que los eventos que aquella marine me había explicado no parecían incluir a Renn o a Hassessino, el cual su aspecto había pasado de amenazador (pese a los fallos ortográficos, todo sea dicho) a deplorable para acabar siendo verdaderamente vergonzoso. “El hombre está llorando como si fuera un bebé, por el amor de Dios” pensé, mientras decidía mi siguiente movimiento. Estaba claro que desde allí no conseguiría descubrir toda la historia, así que debía encontrar el modo de salir de la celda y volver a la ciudad, para ver si alguna imagen o sonido conseguía ayudarme a recordar. Pero mientras trazaba mi plan, Mudo, quien hizo caso omiso a la advertencia de la joven marine, empezó a hablar. O más bien a gritar.

Considerando que, hasta el momento, había hecho honor al mote que le había impuesto, cuando primeramente escuché sus palabras no fui capaz de identificar quien las estaba diciendo. Hasta que no me giré y vi sus labios moviéndose, mi cerebro parecía ser reticente a aceptar que él era quien estaba hablando. Era una voz profunda, casi de ultratumba, que en un lugar como aquél le daba un aire tétrico a su discurso amenazante (el cual parecía ir dirigido a todos los presentes menos a mí) que concluyó con tal grito que consiguió que, de tal susto, Hassessino dejara de gimotear. “Al menos ya no habrá más sollozos, espero” pensé para  mis adentros, cuando caí en la cuenta de un pequeño detalle. “Perdona, caballero… ¿No pretendo molestarte pero te sería una molestia abrir los barrotes de nuevo y dejarme salir? Si te preocupa que sea un criminal violento o algo así… Te aseguro que no hay nadie más bondadoso que yo” le dije, mientras con las manos hacía un gesto como si indicara que hablaba de corazón. No sabía cómo se lo iba a tomar la niña, pero era bastante más probable que consiguiera salir de allí con ayuda de Mudo que si le hacía la misma petición a ella, así que habría que arriesgarse.
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] [Privado] Resacón en Briss

Mensaje por Akane el Miér Nov 29, 2017 8:52 am

El almizcle de mi pañuelo había desaparecido y solo quedaba un mínimo suspiro de mi perfume. Di un buen respiro, como tratando de extraer hasta el último olor a perfume de este y me quede mirando al espadachín.
Mientras esperaba alguna otra pregunta del espadachín, una garganta carraspeo y una voz espectral, tétrica y profunda invadió el lugar. La voz salía de la celda donde estaba el espadachín, por lo que supuse que se trataba del ser que había abierto la celda como si nada.
Ya había visto lo que podía hacer sin problemas, por lo que me podría matar cuando quisiera, por eso dejé de temerle.
-Por suerte no soy bipolar- dije en tono jocoso. - ¿y tú qué haces en esta celda? Es más que obvio que puedes irte a donde quieras y cuando quieras- le pregunte al sujeto, sin mirarlo. No sabía si era estúpido o no, pero perfectamente podría salir de este sucucho y irse.
Su respuesta llego mas rápido de lo que había pensando "¿Una siesta? ¿En este lugar? Este sujeto está loco" pense.
El otra sujeto que estaba con ellos en la celda había comenzado a gimotear, pero el grito del sujeto lo hizo callar como si se tratara de un simple animal. "¿Acaso no lo era?" pensé por un segundo.

Al parecer el espadachín había quedado satisfecho y no había vuelto a abrir la boca, era eso o el vozarrón de su compañero lo había dejado sin habla.
Di un suspiro y lleve nuevamente mi pañuelo a mi nariz. El almizcle se había ido, pero al menos prefería el olor al pañuelo que al de las celdas.
-Veo que ya no quieres seguir preguntando- le dije, mientras giraba sobre mi pierna derecha, y comenzaba caminar, luego de una leve punzada.
"¿Cuánto tiempo he estado acaba abajo?" Me pregunté. "Tengo responsabilidades allá arriba" pero al pensar en eso sonreí. "Algún marine lo hará por mi".
Comencé a caminar lentamente hacia la salida de ese lugar, cuando escuché algo que no me pareció para nada divertido. Me volví sobre mi talón izquierdo.
-Que no se te ocurra hacerlo- dije, con los dientes apretados. - Apenas salgas por esas rejas, ni las heridas me detendrán para golpearte- dije en tono amenazador y con enojo.
Mis ojos se habían puesto rojos, por los vasos sanguíneos que se habían ensanchado y me palpitaba la sien y las heridas.
-No me importa si eres la personas más bondadosa del mundo, pero lo que has hecho necesita un castigo y si sales por esos barrotes lo tendrás- le dije mientras lo señala con el dedo. - Y si tu lo haces... llamare a alguien para que te castigue- dije, también con enojo, pero más leve.

Estaba al lado de un celda la cual tenía un preso, el cual se levantó y se acercó a la celda despacio sin que pudiera notarlo y me agarro por el brazo izquierdo y comenzaba a hacer fuerza para atraerme más hacia los barrotes. Sus ojos están rojos, por los vasos que se habría roto, su piel estaba sucia y su olor era nauseabundo. Quise gritar, pero en vez de eso apreté los dientes con furia mostrándolos.
-Ya basta- dije, mientras levantaba mi mano derecha y golpeaba la nariz del sujeto desde abajo hacia arriba rompiendo su tabique. El sujeto soltó mi brazo instantemente, luego de un pequeño aullido de dolor.
El sonido del tabique rompiéndose se pudo escuchar en el silencio sepulcral que había quedado en ese momento. El hombre trastabilló hacia atrás, hasta alcanzar la pared opuesta.
Con la poca luz que entraba a la celda, pude notar que tenía las manos en su nariz, la cual estaba llena de sangre. Pensé que podría intentar otra cosa, pero nada de eso. El hombre solo se quedó allí sobre la pared, aun noqueado.
Mire nuevamente al espadachín - Espero que no seas tan estúpido como este sujeto- dije y volví a girar, para irme.

OFF ROL:
Perdon la demora. Me habia olvidado de este pasado.
El relleno ha vuelto D:
avatar
Akane
Aprendiz Marine
Aprendiz Marine

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 11/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] [Privado] Resacón en Briss

Mensaje por Iohn Kajiya el Sáb Dic 02, 2017 6:22 pm

La chiquilla hablaba con cierta confianza, incluso profería amenazas al aire con cierta autoridad, pero quizás no se daba cuenta del aspecto que presentaba. No es que yo fuera violento (como bien había tratado de explicar) y ni siquiera me planteaba salir de allí por la fuerza, y menos aun pegando a una niña en el proceso, pero REALMENTE quería largarme de esa cárcel y ese cuartel. Y también quería mi espada. Y fuera quien fuera aquella cría y fuera lo que fuera lo que había pasado la noche pasada, no podía quedarme allí de brazos cruzados sin hacer nada. Si Mudo no quería ayudarme, ya fuera por la amenaza que la mini-Marine había hecho o porque realmente quería echarse una siesta y que le dejáramos en paz, mi única alternativa era forzar a los guardas para que me sacaran de allí. No tenía ni idea de que reglamentos hay en un calabozo, desde el punto de vista de los vigilantes me refiero (no era la primera vez que me encontraba en una situación similar, aunque fuera la primera donde no recordara nada de la noche anterior), por lo que tenía que improvisar algo. Pero algo sucedió mientras mi mente empezaba a calentar los motores para idear un plan: otro preso se abalanzó sobre la chiquilla y la agarró por el pescuezo. El movimiento de ella me pilló levemente por sorpresa, pues aun malherida como estaba, soltó un rápido y preciso movimiento que golpeó al reo justo en el ángulo preciso para romperle la nariz limpiamente “¿Estará estudiando medicina? Ha sido un buen golpe” pensé, distrayéndome levemente de lo que debería estar haciendo en ese instante.

Pero mi aclamada, aunque no realmente, concentración volvió a lo que debía centrarse. Mirando a mi alrededor mientras la niña se iba y perdía la oportunidad de llamar su atención, solo podía fijarme en Hasesino y Mudo. Ambos estaban callados, que aunque el segundo no fuera algo particularmente nuevo, sí que sorprendía en el caso del llorica de mala ortografía, así que por alguna razón mi cabeza se quedó estancada en ese hecho incapaz de razonar nada. Movido por un extraño impulso, llevado por la desesperación y la extraña y elusiva brillantez que me caracterizaba, me acerqué al amigo tatuado que aún seguía sentado en posición fetal y le dije al oído: “Más te vale gritar como un poseso hasta que abran la celda o le diré a Renn que no me has ayudado”. Dicho y hecho. Fue decir la última palabra y que Hasesino se pusiera a soltar alaridos sin sentido mientras agarraba los barrotes, hasta llegar al extremo de golpearse la cabeza contra los mismos causando que un sonido metálico inundara el lugar, “¿Acaso Hasesino tiene una placa metálica en la cabeza? Ostras, yo había venido aquí por alguna cosa relacionada con ciborgs… ¿Pero qué leches era?” recordé, quedándome pasmado.

Por si la niña no llegaba a escuchar el estruendo que mi nuevo “amigo” estaba haciendo, traté de llamar su atención también, jugándomela con un segundo ataque de intuición. Cabe decir que la estadística no estaba de mi parte, pero como bien he mencionado, la desesperación me podía: “¡Chica! ¡Busca a un tal doctor Renn que se dedica a fabricar piezas para ciborgs! ¡Seguro que él puede explicar por qué yo me comportaba tan raro anoche!”. Si dios estaba escuchándome, la niña me haría caso y mi intuición no me fallaba.

Y ya todo sea dicho, me escucharía antes de que Hasesino deformara la placa de metal que llevaba en la cabeza, que con esos golpes se iba a destrozar hasta los engranajes.
OFF ROL:
Me salto el turno de Uz porque necesito postear todo lo posible hoy. ¡Sorry, Matt!
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] [Privado] Resacón en Briss

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.