Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Re: [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Mensaje por Marako-Chan el Dom Nov 19, 2017 8:38 pm

Finalmente accedieron al despacho del estricto capitán, tras escuchar su permiso para acceder a la estancia a través de las pesadas puertas. La escena que se encontraron delante devolvió ligeramente a la vida a una Marako que andaba como muerta tras el interminable entrenamiento. Allí, delante suya, el capitán de la Base les estaba saludando como honorables marines. Unas lágrimas de orgullo, de realización misma, corrieron por el rostro de la aprendiz. No había tenido un día tan duro en años, pero ahí estaba el reconocimiento merecido por sus esfuerzos, y no podía evitar emocionarse.

Cris-chan, junto a ella, le cubrió el hombro como muestra de apoyo, mientras una sonrisa iluminaba su rostro. Quizá hubiera pasado ya tiempo desde que la inscribiera, pero su sororidad era aun fuerte, y compartía el sentimiento de orgullo para su pupila. El camino que les quedaba era largo, tal y como les estaba haciendo entender el duro capitán, pero el primer paso ya estaba dado. Ante el discurso del capitán, las palabras de las dos okamas fluyeron al unísono.


- ¡Sí, Capitan Hardstone, Señor!

Mientras se reafirmaban en su compromiso con la Marina, devolvieron el saludo al capitán de la base. Una vez aceptada aquella oportunidad que se les ofrecía, no carente de responsabilidad, la joven Marako se vino abajo de pura extenuación. Su cabeza bajó hasta su delgado pecho, y solo se tuvo en pie por el apoyo de su instructora, que aun mantenía su brazo en torno a los hombros de la joven. Reajustó el apoyo para sostenerla el torso y se apresuró a salir de la sala antes de un nuevo estallido de esa mole por ese signo de debilidad.


- Uy, se ha emocionado, la pobrecilla, tenía tantas ganas de entrenar con usted... ¡Mañana estaremos aquí a primerísima hora, no se preocupe! Ya buscamos nosotras la salida, ¿eh?

Dejaba a las otras dos en la boca del lobo, pero Cris-Chan no se podía confiar en que el duro líder de la base tomara a bien el desmayo. Cargando con la joven, se adentró en las profundidades de la base. Maldita sea, Marako... A ver cómo encuentro yo ahora esos barracones...

Tras deambular por los pasillos y preguntar a algún que otro joven y fornido marine, quien se apresuraba en responder con un deje de miedo en la voz, pudieron alcanzar las estancias que serían su hogar por tiempo indeterminado. Los barracones de la marina eran estancias cómodas comparadas con los catres de los barcos, aunque también destacaba su utilidad frente a la decoración. El oficial de avituallamiento a cargo se apresuró a dejarles un par de petates con la ropa de cama, indicándoles la situación del lugar donde dormirían. También procedió a indicar dónde estaba el comedor y cómo llegar de forma directa a las pistas de entrenamiento y a las temibles oficinas de Hardstone.

Habiendo dejado a la joven en la cama correspondiente, Cris-chan aprovechó para hacer una visita a la cantina. Verdaderamente tenía hambre, y podría aprovechar para conseguir algún mendrugo de pan o alguna delicatessen para su protegida. Tendría hambre al levantarse. Conseguirlo no iba a ser un problema... Al fin y al cabo, ¿quien iba a resistirse a los encantos de una okama tan resplandeciente como ella?


Off Topic:
Dejo el retorno al despacho y cualquier posible suceso nocturno para un segundo post después de Kate, por si acaso hace algo más. O la lía con Hardstone y consigue que la pongan con más entrenamiento XD.
avatar
Marako-Chan
Civil
Civil

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 31/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Mensaje por Kate el Lun Nov 27, 2017 3:10 pm

Se abrieron las compuertas a la oficina, las Okamas qué les acompañaban habían entrado sin dudar apenas las llamaron pero, para Kate, era difícil entrar en un lugar donde se sentía tan hostil Tranquila, sólo mantente firme y yo me encargaré de las interacciones la voz del ciborg la salvó nuevamente mientras él mismo entraba Recuerda tus modales fue su única advertencia.

Fueron recibidos con un saludo militar, a duras penas lo notó pues el cuarto se veía bastante interesante, un enorme ventanal qué le permitía supervisar la tortura desde la cómoda sombra de su despacho. La ira de Kate crecía y crecía con los segundos qué, con decoro y etiqueta, repasaba rápidamente la pequeña instancia, carecía de todo glamour; pero eso no le hizo cambiar su humor en lo absoluto, el okama echaba chispas mientras avanzaba.

Escucharon el monologo con atención, ahora resultaba qué también tenía qué despertarse temprano a recibir un castigo gratuito, era el colmo Con gusto tomaremos el regalo de su entrenamiento directo señor las palabras de Genkai le cayeron cómo puñales, pero debía mantener la compostura, le imitó en el saludo militar en silencio mirando fijamente a ninguna parte, no se iba a ganar otro castigo estúpidamente.

Una vez salieron le encaró ¿Cómo qué regalo?¿Significa eso qué tendremos castigos gratis todos los días? Kate hablaba bajo, pero se notaba qué quería gritar Calma, no teníamos alternativa, además, sólo convertiremos en una rutina oficial lo qué siempre nos ponían a hacer dice el rubio con un suspiro Cómo extraño la época en qué un castigo era un suplicio a evitar y no un procedimiento a tratar le miró cansado Pero bueno, aún no ha terminado mi trabajo hizo una pausa Ni tampoco el tuyo dijo señalando al okama Preséntate en enfermería para registrarte mientras busco donde dormiremos se alejó un poco mientras se encaminaba en dirección al final del pasillo a una de las escaleras del complejo Nos vemos en el comedor prácticamente gritó mientras se perdía en las escaleras.

Una vez se vio sola en el pasillo, la joven enfermera no supo qué hacer, no sabía donde estaba la enfermería; tampoco tenía conocimiento de donde estaba el jefe de enfermeros, o jefa; ni siquiera sbía donde estaba el comedor, estaba a la deriva. Optó por tomar la ruta opuesta a la de Genkai, más por capricho de no querer verlo un tiempo qué por verdadera intuición o pensamientos relacionados con lo pérdida qué estaba, usualmente las enfermerías estaban en pisos neutros, donde fuera fácil llegar desde cualquier parte; también debía tener un amplio espacio para qué los sanadores pudieran moverse a la velocidad qué la emergencia requiriese. Optó por revisar el segundo piso, pero se equivocó. Tuvo suerte de encontrarse a una enfermera qué pasaba por allí, y le indicó qué la oficina de la jefe de enfermeras estaba en el cuarto piso, justo de donde venía, y qué la enfermería estaba en el primero, cerca al puerto, pues allí quedaba cerca a todo, qué el edificio era más un complejo de oficinas de los oficiales qué cualquier otra cosa.

Un poco harta de todo se encaminó a la oficina de la Jefe de enfermeras y se presentó ante ella cómo enfermera en ejercicio y médica practicante, después del cuestionario y las preguntas de rigor se le indicó retirarse, no sin antes preguntar por el comedor, y dirigirse a encontrarse con su encargado. Tenía muchas cosas en la cabeza, no fue sino hasta qué vio la palabra “comedor” qué sintió el hambre qué tenía.

Hizo la fila para recibir una porción, no era mucho, pues ya había pasado la hora de comer; no era sabroso, pues estaba frío y perezosamente preparado; y no tenía buen aspecto, pues los mediocres cocineros Marines no tenían la delicadeza de pensar qué la comida agradable subía los ánimos. Estaba deprimida, el hambre le duró el antojo de hacer la fila, pues jugueteaba con la comida sin probar bocado Me toca en las barracas del puerto y, si te registraste a tiempo, te toca en el pequeño edificio de enfermería dice una voz familiar a sus espaldas, aproximandose Queda al lado del puerto así qué todavía me da tiempo de molestarte sin inconvenientes Genkai se sienta al frente de ella con otra pobre, y mal hecha, porción de comida No es cómo en Yotsuba qué para poder supervisarte debía atravesar todo el complejo soltó una sonora carcajada Estás de muy buen humor el tono frío de Kate drenó toda la alegría qué emanó la carcajada Yo no quería venir la voz del ciborg se tornó seria y monótona Yo había escuchado rumores de éste hombre hace una pausa Pensé qué te destituiría en el primer día otra pausa, esta vez para dar un bocado a su comida Pero, no solamente sobrevivimos al primer día, te entrenará él mismo otro bocado Eso es raro, según indagué mientras averiguaba nuestros camarotes asignados dio un sorbo a algo qué parecía alguna variación de la avena Así qué discúlpame si estoy un poco eufórico pero éste es el mejor resultado posible.

Una vez terminaron de comer se dirigieron a sus camarotes asignados y descansaron hasta el otro día. Kate se despertó con el sonido de su den-den mushi, y la voz de un animado Genkai tratando de hablarle tan duro cómo le permitía el pobre caracol, a lo qué tuvo qué salir de los camarotes para no despertar a nadie, una breve pelea por la hora y las largas qué daba Kate cada qué hablaba le quitaron el sueño, estaba lista para organizarse, aún con eso le tomó una hora estar lista, y eso porque omitió muchos pasos y procedimientos por la falta de tiempo; pero el okama estuvo listo para cuando llegó el ciborg para apremiarle qué se les acababa el tiempo, una quejumbrosa kate y un sonriente genkai llegaban cinco minutos antes a la zona de peligro, subiendo los peldaños del primer piso.
avatar
Kate
Civil
Civil

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 31/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Mensaje por Marako-Chan el Vie Dic 01, 2017 9:50 pm

La noche transcurrió del tirón para Marako, que no tuvo molestias por la dureza del colchón o la nueva ubicación. Era una de las ventajas de ejercitarse hasta desfallecer, que podías descansar a pierna suelta al terminar sin que nada te preocupase. Pero de dejarla así sería degradada a... Bueno, civil, por que no había menor rango que el que ya tenía. Y Cris-Chan no podía permitir eso para su protegida.

- ¡ARRIBA, DORMILONA! ¡QUE LLEGAMOS TARDE!- La penetrante voz de la okama atravesó el velo del sueño para penetrar en la consciencia de una derrotada Marako, que volvió a la vida con un susto que casi hace que se le salga el corazón por la boca.

- ¿Que diantesh, Crish...? ¿Que hora esh?- La joven no tuvo tiempo de cuestionarse más sus problemas de situación geográfica o temporal, puesto que su instructora procedió, aprovechando un bostezo a ponerle un bocadillo de pan algo duro y cecina en la boca.- ¡AaaahhhGULP!

- ¡Vamos, bella durmiente! ¡Seguro que tienes hambre despues de lo de ayer, ¿eh?! ¡Hay que reponer fuerzas y conseguir energía, te lo digo yo! ¡Las chicas que están en forma no hacen dieta!

Un rugido en las tripas de Marako-Chan confirmó la teoría de su maestra, si bien la joven comenzó a masticar con claro odio en su mirada.

- Bodíad der un boco mad deficada...- La chica se hacía con el desayuno forzado mientras recomponía sus ropas, que no había podido quitarse la noche anterior, y miraba con malestar la almohada manchada con maquillaje. Por suerte para el estilismo de la okama, una de las principales artes de esta rama de la belleza era decorarse una misma a velocidad pasmosa, y no tardó en estar contenta con el resultado.- Uff, espero que podamos ducharnos hoy, o acabaré apestando como una puerca con tanto ejercicio...

- ¡Menos quejas y más prisas, ya te dije ayer que ese Hardstone era un hueso y no nos vale cabrearle! ¡Vamos! ¡Un, deux, trois!

Prácticamente a la carrera, las dos okamas no tardaron en encontrarse con sus compañeras de entrenamiento, que ya las adelantaban en el camino al despacho del Capitán.

- Oh. ¡Holis, Kate, Genkai! Vaya, sois rápidas, a mi casi se me pegan las sábanas... Eso hubiese traído problemas, vaya que sí...- La temible puerta del duro entrenador que había caído sobre ellas ya se encontraba delante, y se prepararon para llamar.- Veamos que tiene preparado para nosotras hoy...
avatar
Marako-Chan
Civil
Civil

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 31/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Mensaje por Narrador el Sáb Dic 02, 2017 8:07 pm

Hardstone estaba de un humor de perros. Tampoco es que se pudiera diferenciar fácilmente cuando el capitán estaba de buen humor o cuando no, pues sus gritos y presencia amenazante eran constantes de vida para todos sus subalternos, pero ese día en particular estaba claramente enojado. De buena mañana, a las 4, cuando éste se levantaba para su sesión matinal de entrenamiento, le habían llegado noticias del Cuartel General sobre la aparición de un grupo de manifestantes que montaban unas protestas en varias bases de la Marina de los Blues, en protesta por la pérdida de vidas inocentes durante la Guerra de Loguetown. Y solo al escuchar esa información, una idea clara se formuló en la cabeza del capitán: su base no sería diferente. Y solo la previsión de que un grupo de civiles fueran a interrumpir la normal operación de su base, forzando a sus hombres a renegar de sus mandatos habituales y su entrenamiento para dedicarse a controlar aquella gente, era suficiente para enervarle. Y encima no sabía tampoco cuando iba a ocurrir, lo que le enfadaba más si es que era posible. Si las reclutas hubieran entrado en el despacho del capitán instantes después de enterarse, habrían podido aprender un par de insultos nuevos para sus respectivos repertorios.

Pero por suerte llegaron una hora más tarde, 5 minutos antes de que tocaran las 0600. El capitán, mientras leía unos informes acompañando cada hoja con un sorbo de su café, una bebida que era tan pura que casi se podían mascar los granos y que inundaba la habitación con un intenso aroma, escuchó unas voces ahogadas al otro lado de la puerta. Después de mirar el reloj que colgaba de su pared y comprobar la hora que era, las volvió a invitar a entrar a su despacho con un fuerte ¡Entren!. Esta vez, pero, no las recibió con el saludo militar, sino sentado tras su mesa mientras seguía revisando los documentos. Cuando ambas reclutas y sus respectivos instructores hubieron entrado, sin levantar la vista, les empezó a hablar. “Necesito que se ocupen del saneamiento de las celdas del sótano 1, esa será su tarea cada mañana.  El equipo asignado requiere de un par de personas y he creído que las reclutas se podrían encargar sin ayuda de sus instructores. Son solo unos 5000 metros cuadrados, así que supongo que en un par de horas lo habrán terminado. Después se reunirán conmigo en la pista de atletismo, donde empezaremos a entrenar esos cuerpos fofos que me traen, hasta la hora de la comida. Por la tarde, hasta las 1800 cumplirán con sus obligaciones en sus respectivos departamentos y después, regresarán a la pista de atletismo para seguir su entrenamiento conmigo”. Dejó la hoja que estaba leyendo, bebió un nuevo sorbo, y continuó con un solo comentario “Su calentamiento de ayer les habrá servido para empezar a carburar como es debido, espero”. A lo que cuando acabó, levantó la mirada hacia el grupo que estaba en su despacho por primera vez, con mirada inquisitiva.
OFF ROL:
Narrad SI y COMO aceptáis las órdenes del capitán Hardstone. En el caso de aceptar el encargo, explicad como os dirigís a las celdas. En caso de no hacerlo, explicad qué hacéis una vez salgáis del despacho.

Narrador
Civil
Civil

Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 25/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.