Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[ Fic - Pasado] Diploma de cocinero

Ir abajo

[ Fic - Pasado] Diploma de cocinero

Mensaje por Rak el Mar Oct 31, 2017 9:52 pm

El comienzo del segundo año, fue más tranquilo. Ya sabíamos lo básico y como manipular un tipo de carne bastante común pero algo delicada, por lo que nadie estaba nervioso por aprender a cocinar carnes exóticas, pero cuando llegamos a la primera clase, varios estudiantes nos llevamos una gran desilusión.
-Jóvenes. Buen comienzo de año, espero que nos llevemos tan bien como el año pasado- el maestro era el mismo y ya nos conocía, por lo que pasó de largo las presentaciones y todas esas cosas que se hacen al ingresar a algún lugar, en donde se convive por mucho tiempo.
-Bien empecemos de una vez.- me dijo mientras tomaba un cuchillo y se agachaba a buscar algo debajo de una gran mesa, para luego subir y sacar a relucir un excelente y hermoso tomate. - Bien este año aprendemos a cocinar verduras y frutas en distintas maneras y distintas comida- espero que a los jóvenes carnívoros les agrade esta parte, porque se bien que los herbívoros esperaban este momento desde el año anterior- sonrió algo burlesco, pero volvió a su seriedad.
Nos pasamos algunas horas hablando sobre las características nutritivas de las frutas y las verduras, para luego pasar a las cocinas y encontrar todas las verduras que usaríamos, peladas y cortadas. Entonces recordé lo que había hecho el año pasado “ ahora entiendo porque debíamos pelar estás verduras si no las usaríamos”.
Observe todas las verduras que había allí. Estaban tan colorida que a veces me daban ganas de morder alguna y sentís su dulce jugo, pero jamás me animé, al menos no en ese lugar, ya que estaba muy orgulloso de ser un mink carnívoro.
Las clases para cocinar y combinar verduras duro sólo seis meses, pero para mí eso fue eterno, aunque ahora podía preparar algo más que simple carne cocida.

La segunda mitad del año, comenzamos viendo distintos tipos de carnes, algo que me emocionaba bástate. El maestro nos enseñó, como combinar las verdura o frutas, con pedazos de carne, para que estos quedaran en perfecta armonía. Aunque no me gustaba mezclar esos ingredientes, aun así lo aprendí.
Pasaron dos meses, en los cuales  aprendí combinaciones y propiedades de los distintos condimentos, para poder  mejora el rendimiento de los minks. -regeneración rápida, aumento de calorías y sobre todo aumento de potencial- dijo el maestro con el dedo índice de su mano derecha hacia arriba y con los ojos cerrados - Eso deben buscar en la armonía de las comidas. Ser cocinero puede ser una profesión no bien vista para las peleas, pero si a un mink no le das los suficientes nutrientes, no aguantara en una pelea por mucho tiempo- La charla que daba estaba muy interesante.
"Asique puedo ayudar con comida a un mejor rendimiento, eso es muy interesante" pensé al momento en que el maestro se callaba y se acercaba a la nevera. La abrió de un tirón y un vapor frio salió de la misma, haciéndome olvidar de lo que había dicho con anterioridad.
De la nevera extrajo un pedazo de carne, desconocida para todos, pero supuse de que se trataba de la carne mas exótica que se podía conseguir en Zou, carne de un monstruo marino. - Esta es la carne que les hable a comienzo de nuestro cursado. Por favor véanla bien, porque después de estos meses nunca mas volverán a ver una igual- el maestro hablaba exageradamente, pero en esas palabras había algo de verdad.
Este tipo de carne era dura, olía horrible al igual que su gusto. Al ser una carne exótica, si se cocinaba de manera tradicional, la carne se echaría a perder y tomaría un gusto amargo y desabrido.
Durante esos meses, aprendimos como cocinar y condimentar ese tipo de carne, que para nuestra desgracia no sabía muy bien, pero trabajando sobre ella, se lograba un excelente sabor ahumado y un excelente platillo nutritivo.
En nuestro proyecto final de ese año, debíamos dividirnos en dos grupos, para poder cocinar esta carne y presentar un platillo, que el director del lugar lo calificaría y anunciaría el ganador.
Fuimos dividido en dos y yo era el líder de uno. Para mi desgracia, me había tocado con los dos únicos herbívoros de la clase, lo cual veía como una terrible desventaja. Pero a medida de que hablaba con ellos a cerca del platillo, me daba cuenta que el otro equipo eran quienes tenían la desventaja.
Los mink herbívoros, sabían cocinar y condimentar las verduras y frutas, de una manera que ningún carnívoro se atrevería a hacer, pero que si comiera eso le gustaría tanto como un buen trozo de pescado frito.

El día llego en un abrir y cerrar de ojos. Con mi grupo ya estábamos organizados y cada uno sabia su función. Los dos herbívoros se encargaría de las verduras y guarniciones, uno de los carnívoros se encargaría de contar con una buena presentación, mientras que el otro carnívoro y yo, nos encargaríamos de que el trozo de carne quedara ahumado y condimentado.
La pequeña competencia duro aproximadamente cinco horas. Una vez listo, nos presentamos en el patio, ante la atenta mirada de todos los estudiante. Presentamos nuestros platillos al director, el cual los probó y quedó fascinados con los platillos, pero al final tuvo que elegir un ganador y para mi suerte, el quipo liderado por mí, ganó gracias a las verduras que estaban en el punto de cocción exactos.
Con esos honores terminamos el segundo año  de la carrera de cocina.

El siguiente año fue más aburrido y sin demasiadas emociones. Los postres son una parte fundamental de las comidas, por lo que el ultimo año nos enseñaron a cocinar, presentar y hasta endulzar, cada postre.
Sin querer ese año había inventado un dulce con base de leche. Era marrón y era muy dulce, pero no llegaba a ser empalagoso. Gracias a ese descuido, termine ganando la ultima competición que se hacía al final de ese año. Los chef me felicitaron y me tendieron el diploma, el cual años después perdería, por un estúpido descuido con mi madre.
Esos años que pase allí, alegre, lleno de vigor y energía, no me habían dando indicios de lo que estaba por venir, dentro  de algunos años mas en esa isla del Nuevo Mundo, llamada Zou.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 23
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.