Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Tsuyoi Kikku, Tyrone Whitaker

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Cassandra Tosakuno
Diseñadora - MP - Perfil
Black Domina
Créditos.

[Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Kalhenz el Lun Oct 30, 2017 5:08 pm

Un día agotador, de los pocos viajes donde Kalhenz no encuentra mucho tiempo para descansar. Había decidido no pagar por ese viaje en berries y se presentó cómo aprendiz de cocinero en un barco mercante, pasaba el día lavando trastes y limpiando el piso de cocina y comedor qué, al ser un gran buque comercial, el comedor no era pequeño y la cocina no duraba limpia. Le inundó la felicidad cuando vio tierra, era bastante tarde para tocar puerto pero no le importó un bledo, se sintió con tantas energías renovadas qué optó por ayudar con lo qué pudiera para agilizar el desembarco, no quería seguir en el barco, quería pisar tierra firme, acostarse en alguna arboleda y mirar el cielo, la primera vez en su vida qué realmente quería no hacer nada.

Era un atardecer muy romántico, el sonido de las gaviotas, el cielo rojizo, los edificios de diversos colores, bueno, tonos de gris siendo embellecidos por la caricia suave y el tono de rojo qué bañaba el paisaje el chocar de las olas contra el navío y el lejano chocar de las olas contra las rocas de la isla daban una melodía qué sería digna de una propuesta nupcial, eso si estabas en el borde, si mirabas al barco veías mugrosos marineros, desconsiderados turistas y algunos elegantes comensales qué no tenían mucho qué ver en aquél escenario. El olor de la sal, el sudor, los malos olores mezclados con carísimas colonias hacían una sopa fétida en la nariz del cazador.

Finalmente atracaron, los deseos de descansar del joven desaparecieron, la curiosidad por aquella nueva isla le habían dado razones para caminar, ya descansaría al dormir. La ciudad no parecía muy dispuesta, nevaba y hacía frío, pero ahora estaba allí, y cualquier lugar sería mejor qué un barco donde te sobreexplotaban sin remordimiento. Avanzó un rato, la noche caía más pesada qué la nieve qué se acumulaba en los hombros del cazador, se vio forzado a comprar una capa gruesa a unos tripulantes qué, aprovechando la ocasión, tomaban algunos berries adicionales. Era la primera vez qué veía nieve, había estado en lugares fríos, pero nieve cómo tal no había visto.

Estaba maravillado con el suceso, durante la primera hora, luego notó el lado malo de aquella maravilla, te cala hasta los huesos. Pasó de caminar sin rumbo mientras jugaba con la nieve a buscar el primer lugar cálido qué viera, y fue así cómo terminó en una taberna.
avatar
Kalhenz
Pirata
Pirata

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 15/09/2017
Edad : 23
Localización : colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Rak el Jue Nov 02, 2017 8:23 pm

Nieve, alcohol y mucho frío. Era lo que único que había en esa isla.
Había llegado a la isla mediante un barco de la Marina.
Muchos me podrían acusar de polizón pero prefería llamarlo, viaje en tercera categoría. Donde no tenías cama cómoda, o comida caliente o algún trago para beber debes en cuando, para pasar las noches solitarias en ese lugar.
Me había escabullido en el navío y me había escondido en la bodega, donde encontré muchas reserva de comida y de agua. Fui comiendo un poco de cada cosa, para que los marines no se dieran cuenta de mi existencia. Hice lo mismo con el agua, un trago de esta uno de aquella, hasta que al fin llegamos a la isla.
Estaba emocionado por salir de esa inmunda bodega y pisar tierra firme.
Espere hasta la medianoche aproximadamente, y me escabullí fuera de ese pedazo de madera flotante.
Descubrí que la isla no era lo que había pensado.

Al bajar, mis patas sintieron el frío de la nieve. Y mis oídos captaron el sonido que causa la nieve al ser aplastada.
El viento helado de la noche, hicieron que comenzará a tiritar de frío, algo que en vida había hecho. El pelaje no era suficiente para ese clima. Me llevé las manos a mis brazos, cruzados en mi pecho, y comencé a refregarme para tomar temperatura, pero al no lograrlo comencé a caminar buscando algún sucucho o taberna donde pudiera entrar en calor y si era posible jugar un poco a las cartas, siempre y cuando hubiera dinero de por medio.

Comencé a caminar por el puerto, donde no había un alma. El puerto parecía un pueblo fantasma. Las luces de los locales que había allí, se encontraban totalmente apagadas.
Camine por la poca iluminada calle principal, rogando encontrar algún lugar donde poder calentarme.
A medida que avanzaba, copos de nieves comenzaron a caer del cielo grisáceo y negro. "Es lo único que faltaba" resople y continúe avanzando, marcando a cada paso mis pisadas en la nieve.  
No paso mucho tiempo hasta que al fin encontré una taberna, que para mi suerte no era de mala muerte.
Entre casi tiritando, pero mi honor como mink y macho, no me permitían hacerlo visual para las demás personas. Al entrar nadie me miro ni nadie se percato de que había entrado alguien más. Seguramente era porque la mayoría estaba borracho o estaban muy centrados en los juegos de azar ilegales que se estaban llevando en esa taberna.

Adentro hacia calor. Una gran fogata se disponía en el medio de la taberna a lo largo. Alrededor de esta, había muchas mesas vacías, con cuatro sillas cada una. Las mesas ocupadas se encontraban en el fondo, donde estaban los borrachos que dormían plácidamente en sus sillas o sobre la mesa y los ladrones que hacían trampa en sus juego de cartas.
Mi cuerpo comenzó a entrar en calor rápidamente, pero aun así mi pelaje se encontraba mojado, por lo que me senté en una de las mesas que se encontraba más cerca del fuego. Necesitaba secarme cuanto antes, sino mi pelaje comenzaría a apestar a pelo mojado y eso no era demasiado agradable.
Al sentarme, rápidamente apareció el cantinero y dejo un vaso vacio frente mío, para luego servir un liquido totalmente tranparente, como si se tratara de agua -La primera copa la invita la casa, doble medida de vodka- al decir esto asentí con mi cabeza, en agradecimiento, y tomé el vaso para olfatearlo. El alcohol llego a mis fosas nasales, haciendo que tuviera que apartar mi nariz rápidamente. Tenía un buen aroma, por lo que tome un sorbo dejándome el liquido en la boca, pero este de pronto comenzó a quemar mi lengua, por lo que lo trague tan rápido como mi garganta me permitió.
El liquido quemo mi garganta y comenzó a darme un calor suave en mi estomago. Sorprendió por el calor de la bebida di otro trago, pero estaba vez lo hice pasar hasta mi estomago. El suave calor nuevamente invadió mi cuerpo.
"Buena bebida" pensé mientras me recostaba sobre el respaldar de la silla y comenzaba  a jugar  con el vaso.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Kalhenz el Vie Nov 03, 2017 3:34 pm

Al llegar a la taberna, se encontró con una especie de decoración de cabaña de cazadores, le llenó el alma de nostalgia, algunas cabezas de animales colgadas aquí y allí, velas dispuestas en los candelabros de pared, el mostrador en cuero de jabalí, curtido y barnizado artesanalmente, la piel de un oso cómo separador para la fogata y un tendero qué, exceptuando el trapo y la jarra en sus manos, tenía la apariencia de un fiero cazador.

Al entrar casi olvidó el frío por un momento, se vio a si mismo, corriendo por su casa, jugando a lograr pasar por toda la sala sin tocar nada qué no fuera de madera, contorsionándose a si mismo con una agilidad qué sólo se adquiere con años de tortuosos entrenamientos, con una energía qué sólo daba la inocencia de creer qué podrías caer dormido tan profundamente qué no sentirías un terremoto, sin preocuparte de si te mataban durante tu momento más vulnerable, cómo su padre le jugaba bromas moviendo algunos obstáculos con él aún en el aire, algunas de sus más dolorosas caídas de aquella época eran por esas bromas, pero nunca era nada grave, y su atención se iba amoldando a los movimientos de su padre, cuando los hacía lo suficientemente lento cómo para qué los viera y, con esto presente, esquivar los obstáculos móviles qué su padre lanzaba. No lo había notado hasta hoy, pero su padre nunca desperdiciaba una oportunidad para entrenarle, se diera cuenta o no.

avanzó un poco y se sentó en la barra, la camarera lo miró extraño, los marineros jóvenes no solían andar solos, mucho menos tan tranquilos en un bar, sirvió un trago de algo qué pareció agua, error normal para el joven cazador qué nunca habría aceptado de otro modo, el “agua” le quemó las entrañas rápidamente, lo qué soltó una leve risa de la camarera y una sonora carcajada del gorila al lado de ella -¿creíste qué era agua enano?- no podía quitarle la razón, había hecho el ridículo por su ingenuidad y estaba ardiendo por dentro, ya no había ni rastro de frío, ahora hacía calor, y no solamente por el fuerte licor, estaba avergonzado por su actuación, por lo qué ocultó su rostro con la capa bajando un poco la mirada.

Claro qué la pregunta del gorila no era, ni más ni menos, un llamado al resto a mirar, ahora era una de las muchas atracciones del lugar, nadie notó siquiera qué había entrado un inquilino más, pero había qué atenderlo, cuando la camarera se tranquilizo sirvió otra jarra del mismo líquido y la ofreció al nuevo, se le hacía conocido, pero de donde ¿quién es? Su pregunta al subconsciente le llegó al tabernero -¿conoces al gato?- preguntó éste aún con su vos pausada por el diafragma cansado de tanto reírse -seguro se atraganta también- se burló mientras observaba, casi se decepcionó cuando lo ve tomar con prudencia y naturalidad -parece qué el sí sabe lo qué se sirve en una taberna ¿he, enano?-.

Pero entonces el recuerdo vino a su mente, aquél alegre y piadoso hombre, bueno, piadoso no sería la palabra, dejarle el juicio de esa mujer a la loca de los dados no tuvo un pelo de piadoso pero, si bien ya sabía de donde lo conocía, no recordaba el nombre Tak, Fak, Kar… ¿Cual era?. No obstante, tenía una forma de alejarse de aquella barra para tirar su incidente al olvido, tomó su jarra, aún tenía más de la mitad, pero no tomaría mucho más, ya tenía calor y necesitaba recordar el nombre de aquel gato.

Se acercó y se sentó al frente del Mink -hola, ha pasado tiempo, ¿tienes negocios en ésta isla olvidada por el sol?- dice mientras suelta, suavemente, su jarra en la mesa
avatar
Kalhenz
Pirata
Pirata

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 15/09/2017
Edad : 23
Localización : colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Rak el Sáb Nov 04, 2017 2:56 pm

-¿Como se llama este trago?- le pregunte a una camarera que pasaba por mi lado, con una bandeja llena de carne. La había tomado del brazo como apresándola, pero la joven se soltó inmediatamente de un tirón, supuse que ya estaba acostumbrado a eso. Al hacerlo me echo una mirada fulminante, pero al escuchar mi pregunta, se tranquilizo y respondió con toda amabilidad
-Disculpe, pero hay muchos marineros que se propasan con las camareras y pensé que podría ser uno de esos- la joven se la notaba muy apenada, pero alegre. - El trago se llama vodka. Es una bebida destilada muy tomada en estas tierras heladas- dijo la joven, mientras separaba las piernas para descansar un poco. - Es una bebida tradicional, que toman todos los pueblerinos- al decir esto se agachó y puso una mano en su boca y susurró lo siguiente - Creo que hasta los niños lo toman. El agua esta prohibida en este lugar- dijo jocosamente y con una sonrisa, mientras se enderezaba.
Asentí como agradecimiento, para que la joven pudiera irse y servir a los demás comensales. "Interesante. Es parecido al whiskey pero pica menos al pasar por la garganta" pensé, mientras daba otro sorbo a la bebida.

Una vez que terminé el vaso, hice señas a la camarera para que lo volviera a llenar. Si seguía tomando sin tener nada en el estomago, pronto quedaría tendido y borracho en la mesa, por lo que también pedí algo para comer. La mujer anotó en una pequeña libreta con un lápiz, mi pedido y se alejó de la mesa yendo hacia la barra, donde tomó una jarra y volvió para llenarme el vaso. Nuevamente dos medidas de vodka, pero ella lo anotó como uno. Le sonreí por el gesto y asentí con la cabeza como agradecimiento, sin decir palabra alguna para que el dueño del lugar no la descubriera.
Levanté la vista y comencé a ver el lugar. Había distintas pieles de animales, cabezas de animales, velas y candelabros. Era una taberna grande y bastante rustica con temática de caza. Al principio me pareció desagradable ver todas esas cabezas y me  imaginé que todos eran minks, pero esa idea se alejó rápidamente.
Un grupo de personas me mirada insistentemente, pero no le di demasiada importancia. Sabía que era alguien llamativo y simplemente podrían estar sorprendidos de ver a otra raza en una isla del los mares cardinales.

La comida se estaba tardando y mi estomago ya estaba rugiendo.
Mi pelaje ya se había secado y mi estomago estaba tibio gracias a esa bebida. Mi halberd estaba apoyada en la mesa y mi mochila en el suelo a un costado mío. Había una silla vacía frente mío, que estaba seguro que nadie ocuparía o al menos eso creía.
Tome el vaso y le di una largo trago, mientras cerraba los ojos para sentir el calor de la bebida, pero mientras lo hacia el sonido de  madera sobre madera arrastrándose resonó en mis oídos tan cerca que estaba seguro que alguien había tomado la silla de enfrente.  
Al bajar la vista, vi a una persona tapada y hablando conmigo. Me aprecio extraño el tono de voz que usó al hablar conmigo, porque parecía que nos conocíamos.
- Hola- respondí lo mas cortes que pude. "¿Quién es este insolente?" pensé mientras lo miraba más detalladamente. Algunos mechones plateados salían de la capa que tenía en su cabeza. La única persona que recordaba con mechones plateados era ese joven que estaba con Quincey en esa taberna de mala muerte cuando nos conocimos, pero sería muy extraño encontrarlo allí.
-¿Quién eres extraño?- pregunte fríamente y algo enojado. Esperé la respuesta del sujeto, pero si este estaba buscando problema, conmigo los encontraría fácilmente.

OFF ROL:
Kal, mil disculpas por la demora. He estado algo ocupado D:
Pronto contestare en nuestros marines ;)
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Kalhenz el Sáb Nov 04, 2017 10:11 pm

Al sentarse notó cierta hostilidad, no entendió al principio, tal vez tenía mala memoria pero ¿un gato con mala memoria? Le miró intrigado y un poco pensativo, no entendía, nada en él había cambiado, realmente no tenía sentido para él. Quedó en silencio un rato, sopesando las posibilidades, analizando qué era lo qué había cambiado de esa isla paradisiaca y este cubo de hielo, se le hizo estúpida la pregunta, era más sencillo enumerar las similitudes, río ante la incoherencia, estaba seguro qué su enfoque estaba herrado.

el calor de la fogata pronto lellegó al cazador, agradable, mágico, único. la danza de aquellas coletas qué, desesperadamente intentaban alcanzar el punto más alto de aquella enorme chimenea se veían cómo bailarinas en eróticos trajes rojos moviendo su cuerpo al ritmo de una música inaudible, bastante hipnótico para quien se quedase viendo durante un rato, incitando al contacto y, al mismo tiempo, intimidando, pues al acercarse, cual poderosa fiera advirtiendo cuando un incauto se acerca a su territorio, la temperatura aumentaba hasta ser insoportable para un ser vivo normal.

Optó por un enfoqué más directo, no tenía muchas opciones. Así pues, y aún sentado, se extendió a todo lo qué daba su cuerpo y, mirándole fijamente, le preguntó sin más -¿de verdad no me reconoces?- para ese entonces la luz iluminaba perfectamente su rostro, sus ojos azules cual zafiros miraban sin el menor ápice de malicia, y su cara sonrojada por el licor qué, ingenuamente, había bebido por primera vez, iluminaba su rostro dándole una imagen inocente.

off-rol:
cortito porque, realmente, me dejaste un tramo de tiempo infimo y, a menos qué queramos otro problema, no supe qué más poner
avatar
Kalhenz
Pirata
Pirata

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 15/09/2017
Edad : 23
Localización : colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Rak el Dom Nov 05, 2017 12:42 pm

La poca luz que había en la taberna dio en el rostro del humano y pude reconocerlo. Había conocido poca gente con el pelo plateado como este humano y hasta ahora eran dos; Quincey la joven pirata que usaba dados para matar  o dejar vivos a sus oponentes, quien se habia convertido en amiga persona y Kalhenz, el joven humano que usaba arco y era cazador, quien terminó muy mal herido luego de esa aventura extraña que habíamos tenido.
La casualidad de la vida era increíble o el mundo era un pañuelo o el me estaba siguiendo. La última idea fue estúpida y divertida, por lo que sonreí. Aunque ese no era el único motivo para sonreí. - Eres Kalhenz. El joven cazador de la Isla Organ- dije aun con la sonrisa en la boca. Estiré mi mano para que me correspondiera el saludo.
-Hombre sí que has crecido- dije jocosamente, mientras retiraba la mano del aire y veía como la camarera traía una bandeja plateada llena de comida y se dirigía hacia aquí.
La joven mujer dejo la bandeja en la mesa y comenzó a sacar todo de allí. - ¿Quieres comida? Yo pago- le dije mientras tomaba el vaso de vodka y lo llevaba a la boca, tomando un corto sorbo. - Además lo necesitamos para calentar el cuerpo. Esta isla es un tempano de hielo flotante- dije burlándome un poco de la isla.
Sin esperar el consentimiento del joven humano - Camarera puede traer otra bandeja para el joven- dije, mientras la camarera se daba vuelta y asentía y continuaba con su hipnotizante meneo de caderas.

La cena se trataba de un gran trozo de carne de cerdo, con el cuero quemado alrededor, pero con la carne interna tan tierna y  picante que el vino agrio y picante de la Isla Micqueot, era dulce.
Había dos pequeño bollos de pan sobre una servilleta. Había tres tipos de cubiertos plateados, tenedor, cuchillo y cuchara. Este último se lo utilizaba para comer una sopa de verduras rojiza, donde abunda mas las raíces de remolacha. No era plato conocido  por mí, pero me interesaba mucho aprender a hacerlo.
Espere que la comida de Kalhenz llegara para poder iniciar a comer. - y cuéntame Kal...- use ese diminutivo, porque su nombre era largo y  me podría confundir su pronunciación y podría molestarlo. - ... que has estado haciendo?- le pregunté, mientras recordaba la aventura que habíamos vivido juntos y como había terminado el pobre joven luego de esa batalla con el pirata.
Quise preguntarle sobre eso, pero primero debía escuchar sus respuesta y no interrumpirlo.
Mientras este iba relatando, fui comiendo algo de pan y tome algo más de vodka, haciendo que mi estomago volviera a tomar calor.

Una vez terminó el joven, lo miré - Aun recuerdo como terminaste en esa aventura- le dije, mientras dejaba el vaso y me ponía a jugar con el. - Estabas quemado y mal herido- continúe - ¿Alguien te ayudo o fuiste sanando solo?- realmente me interesaba saber que había vivido el joven luego de esa loca aventura, en donde Quincey no había metido los dos.
Aun recordaba a la mujer pirata que fue asesinada por Quincey y al joven pirata de 14 años que había hecho desmayar al pasarle electricidad con mi espada a su cuerpo y esperaba que Kalhenz también lo recordara.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Kalhenz el Mar Nov 07, 2017 10:20 pm

El felino sonrió apenas lo reconoció, y hablo algo sobre la isla Ogran -no vengo de allá- respondió rápidamente, con la inocencia del caso, pero no tenía mayores ganas de discutir su origen. Nunca había apretado la mano antes, sólo sabía cómo responder por recuerdos lejanos de su padre hablando con extraños, agarró la mano con todas sus fuerzas, pues eso le había dicho su padre cuando le había hablado de ello, la movió un poco y soltó la muñeca peluda y esponjosa del felino. Luego hizo un comentario de su estatura -prefiero ser pequeño realmente, mi padre es una enorme mole, pero se me da más fácil esconderme a mi- dice con un deje de nostalgia en su voz -sería un inconveniente qué me haga demasiado grande antes de poder defenderme a mi mismo- se rie al decir esto. Luego le invita a comer, el cazador nunca había pensado en qué sería invitado, pero si tenía intensión de analizar al cocinero, si las cosas salían bien, se haría su aprendiz por un mes, o lo qué aguantara en ese congelador -¡si! Aceptaré encantado tu invitación-

La carne asada hasta qué crujiese, una adición de vino para darle sabor, un poco de grasa para conservar el calor, ¿especias? No parecía más de lo usual, tenía un poco de cilantro, pero no mucho, ¿sal? No más de la qué la carne simulaba al asarse sobre sus mismos fluidos. El pan, el pan había sido horneado el mismo día, tenía un poco de ajo para el sabor, deseaba aprender a hacer panes, pensaba pasar una temporada en ese lugar. La sopa, una sopa de verduras muy grandes, el sabor de cada una era muy fuerte, parecían pelear por el sabor en vez de cooperar, no había sido un buen toque, aunque el calor del caldo era muy agradecido. Era un cocinero simple, pero el sabor se mezclaba de una forma maravillosa.

Su cara se embelesaba con cada mordida, con cada bocado, cerraba los ojos para analizar mejor, tenía total concentración en su comida, comía lentamente con éste propósito. Pasó un momento hasta qué terminara, cuando lo hizo, tomó un momento para pensar y, de improviso golpeó fuertemente la mesa -¡está decidido! seré aprendiz de panadero en ésta isla- declaró interrumpiendo a su interlocutor -¿ah?¿qué?- dijo saliendo de su ensoñación -ah, eso, no eran quemaduras graves- estaba más preocupado por encontrar al creador de esa masa blanda y sabrosa -después de dormir unos días curaron solas, otra cosa es qué no fue genial el no poder salir al sol por ese tiempo y, para colmo, qué todo tipo de tela picaba- se paró emocionado -pero eso es historia antigua, me dormiré si seguimos en eso ¿me ayudarías a encontrar al panadero de éste lugar?- dijo con fuego en los ojos mientras se adelantaba hacía su interlocutor.
avatar
Kalhenz
Pirata
Pirata

Mensajes : 150
Fecha de inscripción : 15/09/2017
Edad : 23
Localización : colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] ¿de verdad es tan malo?

Mensaje por Rak el Miér Nov 08, 2017 12:02 pm

Se podría decir que la charla era fluida, salvo en algunas partes donde Kalhenz o yo nos llevábamos la comida o la bebida a la boca.
La comida era exquisita y con alto contenido proteínico.
Dentro del lugar las voces se iban opacando al paso del tiempo. Ya sea por que los borrachos habían dejado de hablar para poder dormirse en algún rincón o sobre la mesa, o tan solo la gente curiosa se había dispuesto a escuchar nuestra charla. Aunque esto último no lo veía factible.
Las llamas de la fogata se habían apagado y la leña se había consumido, dejando solamente madera al rojo vivo que desprendían humo blanco, el cual se elevaba hasta el techo y salía por pequeñas chimeneas que habían allí.
El tabernero y la camarera se encontraban descansando sobre los banquitos que había cerca de  esa gran y larga mesa de madera que separaba las bebidas de los huéspedes. Al parecer tenían algo más que una relación empleada-jefe. Se notaba por el simple hecho de como el tabernero la miraba y como ella le sonreía, y sobre todas las cosas los pequeños susurros que hacia el tabernero en el oído de la mujer, quien luego de escucharla lanzaba una suave risa.

La carne esta exquisita, pero quería probar esa extraña sopa rojiza que tanto me había interesado saber cómo hacerla.
Tomé la cuchara mientras Kalhenz hablaba y le di una buena probada, aunque era un mink carnívoro, el sabor era bueno y tenía una buena textura. El liquido no estaba espeso pero tampoco aguada y las remolachas, que nadabas como si fueran peces, estaban blandas y bien condimentadas.

Comencé a hablar y preguntarles sobre que había hecho de su vida y donde se había metido, para luego preguntarle como habia sanado, pero el humano no contestó. Al parecer estaba centrado en algo y no quise molestarlo.
Tomé el vaso de vodka y me lo lleve a la boca, cerrando los ojos. En ese momento un estruendo se escucho muy cerca mío y di un respingo que hizo sacar el vaso de mi boca y mirar hacia arriba.  Era kalhenz quien había dado un golpe sobre la mesa.
Mis ojos denotaron sorpresa al escuchar lo que había dicho, para luego hablar tranquilamente. - Con que te has curado solo- su historia no parecía real y más bien parecía que estaba con la cabeza en otro lado.
Kalhenz volvió a hablar, reafirmando mis sospechas. -¿Al panadero?- pregunte extrañado - ¿a esta hora de la noche? ¿No crees que estará durmiendo en este momento?- mis preguntas iban y venían en busca de una respuesta normal y no una respuesta disparatada.
Kalhenz ya se encontraba parado y con unas llamas de emoción en sus ojos. No me gustaba para nada esa mirada, "Por favor entra en razón. Son las..." miré el reloj y vi que eran las 3 de la mañana. - Kal, siéntate y disfruta la comida, mañana si quieres lo buscamos- dije señalándome la silla de la cual se había levantado. - Son las 3 de la mañana y no creo que las panaderías estén abiertas a esta hora- dije volviendo a mirar el reloj que se encontraba colgado en una de vigas de la taberna.
-Kal siéntate, para calmar tus ansias voy...- dije, mientras levantaba la mano para llamar a la camarera pero se encontraba en un momento muy intimo con el tabernero y supuse que no me prestaría atención.
Di un suspiro - Ya vuelvo- dije, mientras corría la silla y caminaba hasta el tabernero.
Al llegar allí, me senté en la silla contigua y golpee un poco la mesa de la madera, la cual retumbo e hizo que el tabernero me mirara de mala gana, al igual que la camarera - ¿Que quieres? - dijo hoscamente.
-disculpen por interrumpir su momento intimo, pero me gustaría saber en que panadería compraron el pan que nos llevaron? - el tabernero me miro extrañado y frunció el ceño - ¿para esa estupidez nos has interrumpido maldito espécimen?- Di un suspiro al escuchar el insulto, pero no iba a caer en la provocación del hombre - Solo quiero saber eso nada mas- el hombre volvió a mirarme.
-Vete a tu mesa y se dio la vuelta- Levanté los hombros y fui nuevamente a la mesa, donde se encontraba Kalhenz.
-El dueño no nos quiere decir donde lo compro. ¿quieres sacárselo a la fuerza?- sonreí al decir esto último. Su insulto no me importaba, pero al ignorarme había hecho crecer una pequeña llama de enojo.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 100
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.