Últimos temas
» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Ayer a las 12:27 am por Kalhenz

» Petición de Nivel
Dom Dic 10, 2017 7:28 pm por Kalhenz

» [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]
Sáb Dic 09, 2017 6:52 pm por Rak

» [Presente] Dinero facil. [Narrador]
Vie Dic 08, 2017 9:29 am por Narrador

» Una copita de vino. [Pasado / LIBRE]
Miér Dic 06, 2017 11:06 pm por Kalhenz

» [Censo] Noviembre
Mar Dic 05, 2017 8:55 pm por Matthias Lehner

» Una visita de "medico" [pasado/ LIBRE]
Mar Dic 05, 2017 8:27 pm por Matthias Lehner

» [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?
Sáb Dic 02, 2017 8:07 pm por Narrador

» Ausencia durante diciembre
Sáb Dic 02, 2017 6:28 pm por Tsuyoi Kikku

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Cronos el Miér Oct 25, 2017 3:15 pm

Ya habían pasado un par de meses desde que me recuperé de las lesiones contra esa marine, me volvía a encontrar en forma, con energías, había perdido el dolor de las lesiones, pero por desgracia para los demás, no había perdido la memoria, el rencor y odio me corrompía por dentro, la marina se había reído de mi en tantas ocasiones, pero en dos en especial y recientemente. Decidí recuperarme en las Islas Gecko, donde anteriormente había estado, la gente del pueblo era lo suficientemente agradable como para querer volver a la isla y así fue, los meses que tardé en recuperarme los pasé en la casa de un buen hombre donde me curó a cambio de que le ayudara cuando me recuperase en un par de cosas, necesitaba reparar el establo y la vaya de la granja pero era demasiado mayor, al ser carpintero y no gustarme deber nada a nadie, decidí aceptar. Tampoco es que fuera rechazando ofertas de cuidados, la vida esta muy mal para un gyojin con un aspecto como el mío mas un tatuaje tan famoso...

Así que ahí permanecía yo, amartillando un poste de la granja para evitar que el ganado se escapara, podría acostumbrarme a una vida de campo, pero si eso cuando sea mayor y ya no me aguante ni las ventosidades. A mi fiel mascota la dejé en la playa pero aún que la echaba de menos, el perro pastor de la familia me hacía olvidar en parte a Paco, era un Collie de pelo largo precioso, que no me hacía tanto caso pero no se apartaba de mi lado cuando no tenía que vigilar al rebaño...
Era una mañana calurosa, cielo despejado sin una sola nube un sol que azotaba bien la piel y una temperatura agradable, pero si haces trabajos de este tipo hacía calor. La mujer del hombre que me ayudó vino con su típica sonrisa de anciana agradecida y me ofreció una limonada...
-No es alcohol, pero esta fresquita- comentó -No me sienta bien el alcohol- agregue antes de coger la limonada
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Iohn Kajiya el Miér Oct 25, 2017 3:55 pm

Estaba dando un agradable paseo por el campo, a la sombra del bosque que cubría gran parte de la isla, aprovechando ese sol tan maravilloso y la dulce brisa que se removía entre las ramas de los árboles. Ese día era absolutamente precioso, uno de esos pocos y efímeros momentos donde el mundo te indica que hay que andar y estar por los caminos. Y eso hacía, ¿pues quién era yo para negarle algo al mundo? Así que allí estaba yo, deambulando sin rumbo, con la espada atada al cinto, el sombrero de paja en la mano y masticando una brizna de hierba… perdido en mis pensamientos mientras mis ojos miraban al entorno sin siquiera ser conscientes de qué estaban viendo. Llevaba en esa isla prácticamente una semana entera, ayudando a la gente del pueblo con sus problemas y sus lesiones, sacando unas pocas monedas con las que continuar mi viaje. Eran gente humilde, no había ni grandes mercantes ni nobles de baja cuna que soltaran monedas como locos, pero eran felices y no les importaba compartir aquello que tenían a cambio de un chequeo o de revisar alguna cicatriz. Tardaría un poco en acumular una pequeña bolsa de dinero, pero hacerlo en un lugar como aquél no me importaba demasiado.

Para cuando me fijé hasta donde había andado, el día estaba algo avanzado, rozando el mediodía. A mi alrededor solo había alguna que otra granja y por mucho que pusiera la oreja no conseguía escuchar los ruidos del puerto o los tenderos en la plaza del mercado, solo mugidos de algunas vacas y los cantos de unos gallos. Entremedio, cercanos pero ligeramente ocultos por la brisa que corría, un martilleo rítmico. Pero lo más importante era lo que olía… “No sé qué están cocinando pero huele de maravilla… ¿Estofado, quizás? O carne a la brasa…” pensaba, mientras se me hacía la boca agua. Llevado por el olfato, empecé a seguir ese rastro, como si fuera un perro de presa. “Hace tiempo que no tomo liebre… Con lo buena que está con un poco de tomillo…” seguía pensando, mientras en mi cabeza se iban idealizando diferentes manjares. Para un trotamundos como yo, comer caliente ya es un regalo, pero cuando tienes la opción de intentar alimentarte con algo que huele tan bien como lo hacía aquello, es un lujo que no podía dejar pasar.

Llevado por el rastro llegué hasta una pequeña granja, algo más alejada del resto, donde parecían criar cabezas de ganado. De la casa principal, nada excesivamente grande pero bien asentada, salía humo de la chimenea. Casi podía vislumbrar el olor del guiso que se estaba preparando saliendo por la ventana abierta de la cocina, mientras que el hilo de baba que caía de la comisura de mis labios podría haber saciado la sed del pueblo entero. Al otro lado de la propiedad pude ver una figura trabajando en el cerco del ganado, suponía que debía ser el hombre de la casa, así que aproveché que estaba distraído para acercarme a la casa. “Si solo está la mujer con un poco de suerte la puedo convencer para que me sirva un plato de lo que sea que esté cocinando… Seguro que necesitan a un fisiólogo para algo” me decía, mientras recorría el camino de piedra hasta la puerta de la vivienda. Llamé a la puerta y esperé, hasta que una mujer algo mayor que yo abrió la puerta con una amplia sonrisa dibujada en sus labios. Pero le duró poco, pues sus ojos se dirigieron a mi espada, abriéndose como platos mientras se llevaba la mano a la boca.

Mientras yo levantaba las manos, tratando de calmarla y explicarla que no quería hacerle ningún daño, pegó un grito que desgarró el cielo en ese tranquilo día, antes de caerse al suelo, al fallarle las piernas.
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Rak el Vie Oct 27, 2017 8:44 pm

"Quince largos días" pensé, mientras me encontraba a varios kilómetros de la ciudad portuaria en donde habíamos atracado.
El camino que pisaba era de tierra, la cual se encontraba seca, por lo que supuse que no había llovido en días. El sol abrazaba con fuerza esa temprana mañana y la suave brisa no llegaba a refrescar el ambiente.
"Quince largos días" volví a pensar, mientras echaba un vistazo hacia el cielo avistando una bandada de pájaro que volaba en V hacia el sur. Di un suspiro bajando la cabeza rápidamente y volví a mis pensamientos.
"Así no llegaremos jamás al north Blue" pensé negativamente. El recuerdo de la tormenta que habíamos vivido hacia unos dos días atrás, se hizo presente.
El cielo se encontraba negro y las nubes convertían el día en la noche. Ráfagas de viento azotaban el mar, haciendo que este se embraveciera. Los truenos sonaban como bombos en medio de una sala muy acústica y los rayos golpeaban con tanta furia, que parecía que partirían el mar en dos. Uno de los tres mástiles se encontraba en la cubierta, recostado y cansando de tanto tiempo de viaje y de tanto soportar esa pesada vela amarillenta.
Los hombres corrían de un lado hacia el otro. El capitán, histérico, daba orden tras orden, mientras manejaba el timón con tanta violencia, que cualquiera hubiera creído que lo arrancaría de un tirón.
Una piedra se clavo de punta en la planta de mis patas, sacándome de ese terrible recuerdo. Sin darme cuenta, había apretado la mandíbula para aguantar el dolor. Levante el pie y con mi mano derecha saque la piedra incrustada en la planta. Al sacarla, un alivio invadió mi cuerpo.
La mire por una fracción de segundos, para luego arrojarla bien lejos, como enojado con ella por mi torpeza. Mire donde caía, para luego regresar a mi caminata.

No sabía dónde me dirigía, pero ese camino me llevaría algún lugar, donde pudiera descansar y pasar estos... quince largos días.
Entre el calor y el sudor en mi pelaje, mi mente volvió al recuerdo.
Varios hombres había caído al mar, arrastrados por un gran ola, para su suerte, los marines estaban muy atentos, por lo que varias sogas, tan gruesas como el mango de mi halberd, cayeron cerca de los desafortunados marines.
El barco se sacudía con furia, amenazando con darse vuelta en cualquier momento, de pronto... algo me saco nuevamente de mis pensamientos pero no sabría decir que.
Seguí caminando, sin mirar absolutamente nada, solo estaba tratando de volver a mis pensamientos pero no puede lograrlo. Sacudí mi cabeza de un lado hacia el otro, como tratando de despejar mi cabeza.
Mire hacia todos lados y al ver lo que me rodeaba, me di cuenta que no sabía dónde estaba. Me había sumergido tanto en mis pensamientos, que apenas había visto lo lejos que había llegado.
Sonríe ante mi torpeza y de mis pocas ganas de estar en esta isla, y gire sobre uno de mis talones y di un paso hacia adelante, pero un grito ahogado llegó hasta mis oídos, de algún lugar que se encontraba cerca.

Sin dudar, corrí directamente de donde venia el grito, estaba en busca de acción, si podía clavar mi halberd en algún maleante lo haría con gusto. Detrás de unos árboles, se hallaba una casa.
Corrí lo más deprisa que pude y me detuve junto enfrente de un sujeto con katana , tome mi halberd y lo apunte - ¿qué haces maldito bandido?- dije con frialdad y mirándolo. " Espadachín, esto será divertido " pensé, mientras lo apuntaba con mi halberd hacia el, en espera de ese fino movimiento de manos, que hacían estos sujetos con espadas para desenfundarla.

OFF ROL:
Pido disculpas por el tiempo que tarde en postear y por el relleno que hice en todo el post.
Espero que la proxima no sea asi :D
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Cronos el Dom Oct 29, 2017 9:54 am

Tras un buen rato había acabado de arreglar la valla, ya se podía pasar el ganado a este lado, así que lo dejé todo preparado para que, una vez el hombre llegase de pastorear pudiera meter a todo el rebaño en mi obra de arte. Miré hacia el cielo, el sol me daba sueño, quería tumbarme junto a algo de agua para poder estar cómodamente siendo acariciado por los rayos solares, repasé la valla para asegurarme de que no se me pasaba nada por alto y no, no fue así.
A lo lejos ya escuchaba el ladrido de los perros pastores, las campanas que del cuello del ganado colgaba más los sonidos típicos de esos animales, pero de pronto, mientras intentaba ver cuanto faltaba al hombre que me contrató para llegar y que diera el visto bueno de mi trabajo un grito me despistó de tal objetivo.

Rápidamente cual suricato me erguí y miré hacia la casa más tieso que un palo, recordé que la mujer no solía gritar por los bichos, estaba acostumbrada, también la pude ver días atrás aporrear a un ratón con la escoba echando a esa sabandija de su casa, por lo que me decanté por pensar que algo grabe había pasado. Me eché a la carrera hacia la parte delantera de la casa, pero cuando doblé la esquina, tropecé con una especie de zarza, caí al suelo y me deslicé hacia la mujer, el espadachín y el leopardo arrastrándome por la tierra como si nadando hacia mi presa se tratara. Cuando por fin me detuve ante sus pies, abrí la boca y pegué un mordisco al aire haciendo un ruido bastante alto, luego sin mediar palabra miré intercaladamente a los dos nuevos visitantes y...
-Eres un tritón muy raro- Comenté ante el leopardo bípedo, quería entrar amenazando, gritando, haciendo alarde de mi potencia de raza superior, pero después de esa entrada habría sido totalmente inútil... Que vergüenza estaba pasando ahora mismo...
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Iohn Kajiya el Dom Oct 29, 2017 5:58 pm

La situación se había puesto tensa muy deprisa… y particularmente curiosa también. No es que dijera que encontrarme delante a un tigre con un palo muy bonito y un cocodrilo de varios metros a mi espalda, ambos con cara de pocos amigos, me resultara entretenido, pero el hecho de que al grito de esa mujer hubieran aparecido un mink y un gyojin resultaba de lo más extraño. La mujer parecía haberse desmayado, lo cual no ayudaba en nada a la situación, pues hasta yo podía ver que esa situación pintaba una imagen particularmente mala para mí. Tampoco podía acercarme a ella para tratarla, que es lo que quería en realidad, pero la mirada tensa del tigre, que casi parecía relamerse, y los ojos de reptil de ese cocodrilo, me daba mala espina mover un solo músculo… “Espera, espera… dos animales, ambos carnívoros, ¿en la misma casa a la que iba yo? ¿La casa de donde viene ese cautivador olor a carne? ¡Estos lo que quieren es adelantarse a mí!” Mis neuronas habían empezado a unir cabos al ver esos ojos hambrientos de ambos seres, y en ese momento habían dado con la solución. “A saber lo que le habrían hecho a la mujer si llegaban estos antes que yo… Espera, ¿pensar así es racista? Pero si yo no me considero racista…” Sin darme cuenta, llevábamos allí parados casi un minuto, yo tocándome la barbilla mientras cavilaba si realmente lo que había pensado merecía ser tachado de racista, mientras aquellos dos se me quedaban mirando.

La mujer se empezó a levantar de nuevo, sacándome del ensimismamiento, y mientras se apoyaba en la puerta para erguirse, recordé lo que me había llevado hasta allí. Antes de que la anciana le diera por volver a gritar, me giré hacía ella de nuevo y le comenté la situación: “Escuche, señora, no pretendo hacerle ningún daño, solo quiero probar ese delicioso estofado que está cocinando… Estoy dispuesto a paga…” No me dejó acabar la frase cuando me soltó un tortazo que me giró la cara. Hasta ese momento no me había fijado jamás en lo duras que son las manos de una campesina y no lo olvidaré jamás. Cuando mi mejilla empezaba a palpitar, probablemente con la marca de la palma de la mujer bien marcada, esta se dirigió a mí claramente alterada: “¡¿Cómo te atreves a darme un susto así?! ¡¿Quién va a la casa de un desconocido llevando una espada?!” No supe qué responder… Pues al fin y al cabo yo siempre llevaba la espada.

OFF ROLL:

Le cambio el color a la mujer pues se parece mucho al mío y así evitamos confusiones :)
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Rak el Lun Oct 30, 2017 6:40 pm

Estaba preparado para cualquier movimiento que el bandido hiciera. Cualquier amenaza o movimiento a desenfundar, seria empalado por la punta de mi halberd y no volvería a caminar por el mundo de los vivos.
Ninguno de los dos hizo movimiento alguno, ni siquiera cuando la señora había caído al suelo y se encontraba tendida en el suelo.
De pronto pude escuchar como paso muy pesados se acercaban hacia la casa. " ¿Con que tu compinche?" pensé, mientras hacia una leve sonrisa que apenas podía ser notada por el espadachín. Sostuve con fuerza mi halberd y esperé que apareciera el otro sujeto, pero al aparecer me sorprendí demasiado al ver que no se trataba de un humano, sino más bien de una raza del nuevo mundo, como yo.
Aunque este se encontraba el suelo y dijo algo que me hizo enojar. Viniendo de una raza que habitaba en el nuevo mundo y no supiera a cerca de los minks, o era un Gyojin poco culto o tan solo nunca había salido de esa isla.
Sin querer, baje mi halberd y mi guardia - No soy un tritón- dije algo enojado, pero sin gritar - Soy un Mink y tu un Gyojin y el un bandido- dije señalando al espadachín, en un tono jocoso y despreocupado.

De pronto la mujer volvió a levantarse y apoyándose en el marco de la puerta para poder erguirse. Al ver que la mujer se levantaba, bajé en su totalidad mi arma.
El espadachín giro hacia la anciana y comenzó a hablar, hablando de un delicioso estofado, el cual se podía sentir el olor, el cual no me había percatado. Olía delicioso, pero algo le faltaba.
Mientras el espadachín hablaba la mujer se acerco y golpeó al joven en su rostro, dejando colorada y seguramente acalorada la mejilla golpeada, para luego hablar bastante fuerte y algo alterada.
Volví a oler el ambiente y el rico aroma a carne se estaba convirtiendo en un asqueroso olor a quemado. Al ser cocinero, no podía permitir que eso sucediera, por lo que me adelante un poco - Señora me gustaría seguir viendo como golpea a este sujeto, pero su estofado se está quemando- le dije algo alarmado a la señora.
Si había algo que odiaba mas, era que se quemaran las comidas, por lo que espere que la mujer saliera corriendo a apagar la cocina.

Di un suspiro " Si no están atentos a la cocina, por favor no cocinen" pensé para mis adentros mientras observaba al espadachín.
- Disculpas por pensar mal de ti- le dije, mientras lo miraba frio y sin gracias. - Solo que iba caminando por aquí y escuche el grito de esta mujer y supuse que se podría tratar de algún bandido, el cual podría abatir para cobrar alguna recompensa en el pueblo- al decir esto, sonreí mostrando mis colmillos y dientes, mientras rascaba mi nuca.
Luego le dirigí la mirada hacia el Gyojin - Y ¿Que hace un gyiojin tan lejos del agua? Yo pensaba que los gyojin eran como los peces, si estaban fuera del agua por mucho tiempo morían- dije en un tono jocoso, pero serio.
-Eres bastante raro, pareces un cocodrilo. Es la primera vez que veo un gyojin de este estilo- lo analice por unos minutos desde mi lugar - Eres... bastante bajo, no?-
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Cronos el Mar Oct 31, 2017 10:04 am

El gyojin raro dijo ser un Mink sería alguna clase de mezclas raciales, seguramente algún gyojin pervertido y un humano degenerado habían hecho de las suyas, ¿Como podía admitirlo tan abiertamente? Que aberración... Me levanté en cuanto la mujer se puso en pie quitando el polvo que entre mis escamas se había colado, para luego escuché el motivo del por qué había ido hasta la puerta de la mujer, ¿Solo por el estofado? Claramente se había equivocado de casucha y de pronto vi como la mujer le soltó tal sopapo que del sonido me dolía a mi la cara, sonreí al ver como la campesina demostraba que aquí se las gastaban de otra forma, pobre espadachín. Luego el engendro de razas comentó que se quemaba la cocina, hociqueé el ambiente para darle la razón asintiendo, esa comida se estaba quemando y no podía permitirlo -Vaya dentro Nana, yo me ocupo de estos dos- Comenté mientras me interpuse entre la mujer y los dos visitantes, la mujer se fue corriendo a la cocina, todo quedó en silencio unos segundos hasta que el del espadón volvió a hablar.

-Y ¿Que hace un gyiojin tan lejos del agua? Yo pensaba que los gyojin eran como los peces, si estaban fuera del agua por mucho tiempo morían. Eres bastante raro, pareces un cocodrilo. Es la primera vez que veo un gyojin de este estilo. ¿Eres... bastante bajo, no?- Me quedé mirando al tipo con una cara de muy pocos amigos, me acerqué a el y me puse a la par demostrando que yo era mas alto -¿Quieres leche gatito? ¡Largaos de aquí! No llevo dos días trabajando para que ahora vengáis a robarme la comida!- Grité señalandoles con el dedo mal educadamente
avatar
Cronos
Pirata
Pirata

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 12/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Iohn Kajiya el Mar Oct 31, 2017 3:53 pm

Después del bofetón de la mujer, la situación se puso extraña. De golpe y porrazo, ambos animales empezaron a olisquear el aire y llegaron a la misma conclusión… “¡Mi comida se está quemando! ¡Que alguien haga algo!” pensé mientras la mujer, que parecía haberse calmado tras gritarme, volvía a entrar a la casa. La discusión entre ambos seres que me acompañaban también era de lo más raro… ¿Acaso un gyojin no sabía lo que era un mink? ¿Es que no tenía ojos en la cara? “¿Oh, dios, no será ciego no? Espera, si lo ha reconocido por su aspecto… ¿Quizás por el olfato?” me pregunté, mientras el guepardo respondía a las insinuaciones del cocodrilo con una inquisitiva por su parte. Éste tampoco parecía demostrar una gran sabiduría al describir uno de los múltiples bulos que se decían sobre los gyojin y que suelen correr por las calles bajas y en los pueblos. Lo cual pareció enfadar más al cocodrilo, enfurecerlo hasta un punto algo excesivo, diría yo. Pero en su rabia dijo aquello que yo ya había sospechado anteriormente, ¡todo era por la comida! “Lo sabía, toda esta situación era demasiado rara por no ser por ese estofado delicioso” afirmé, sin decirlo en voz alta, afirmando con la cabeza con cierta soberbia dibujada en mi rostro.

Pero la forma en que concluyó el cocodrilo había marcado el siguiente compás de la situación, él pedía pelea por decidir quién se sentaría en esa mesa a degustar ese plato. “¿Robar la comida? Yo no he venido a robarle nada a nadie… Pero si me la ofrecen no voy a decir que no” dije, mientras alternaba la mirada entre los ojos de ambos seres, confiando en que la situación no escalara inútilmente. Sin embargo, no pretendía desistir de la oportunidad de probar aquella comida por las buenas. “No sé qué pretendéis que pase aquí… pero si alguien merece un plato soy yo. Llevo días de viaje sin probar una buena comida y no voy a dejar pasar la oportunidad” les dije, mientras me recostaba contra la valla que bordeaba el camino de entrada, colocándome el sombrero de paja. No pretendía pelear por ese plato, y aún menos en un combate a 3 bandas contra esas dos bestias, pero quizás si ellos creían que era el caso desistían y me dejaban camino libre.
avatar
Iohn Kajiya
Civil
Civil

Mensajes : 115
Fecha de inscripción : 07/09/2017
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Y si me como a uno? [Pasado. Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.