Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

Las eróticas y sensuales aventuras de Nox [Fic-Pasado]

Ir abajo

Las eróticas y sensuales aventuras de Nox [Fic-Pasado]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 22, 2017 2:11 pm

Capitulo 1: Miedo y odio en la taberna.

Era una fria noche de abril, el cielo estaba cubierto de sombras y la lluvia caía sobre los tejados de las casas con un pequeño repiqueteo que colmaba los canalones y las calles del agua, que se deslizaba por el adoquinado de las calles a raudales, las luces del pueblo comenzaban apagarse, menos la taberna en ella seguía la fiesta por todo lo alto, el bardo animaba la fiesta mientras los lugareños y forasteros bebían. Allí compartían sus esperanzas y desventuras con sus amigos, compañeros u allegados, allí en una mesa se podía debatir desde el precio del pescado a si la marina acosaba a los piratas o cual era el negocio mas lucrativo, una fuente de información para todo el que sepa buscar, allí en otra mesa entre el humo y los gritos de la taberna, pegado al escenario una mesa reservada con un solo hombre, este bebía en silencio quizá haciendo tiempo o quizá observando a la multitud, el bardo dejo de tocar y le paso el instrumento al hombre de la mesa este un samurai vagabundo estaba terminando una pequeña escultura de madera con un pequeño cuchillo de la taberna, había llegado con un barco en la noche casi al amanecer, que había abandonado y ese barco había zarpado a medio día, quedandose en el pueblo costero este vagabundo con nada mas que su ropa, había llegado a la taberna buscando trabajo como músico, aunque parecía mas un luchador que un músico el dueño Perrin habia accedido a darle una oportunidad.

El samurai se levanto mientras alcanzaba uno de los instrumentos que ponía bardo de la taberna a su disposición con algo de reticencia, pero al fin y al cabo no le quedo otra oportunidad, la gente al verlo enmudecio al notar a un extraño subir al escenario y mas un samurai con un violín, el bardo de la taberna subió con una flauta y unas notas agrestres en un trozo de papel, el samurai comienza a tocar mientras el bardo le sigue a duras penas, este no es su estilo, es el estilo del mar y de los marineros que navegan por las olas, el ambiente comienza a caldearse con la música el alcohol empieza a correr un poco mas gracias al animo de la melodía, algunos parroquianos conocen las canciones y comienzan aporrear las mesas al ritmo que marca el samurai con su violín.



No dejan tregua el tabernero no da a basto y parece que se reune algo mas de gente en la taberna, el samurai sudoroso y el bardo hacen un descanso, llevan una hora tocando sin parar en su mesa reservada ahi sendas jarras de licor y un plato de comida, ambos comienzan a comer, mientras charlan animadamente en el ruido de la taberna.

Me llamo Nox, soy un samurai vagabundo con algunas nociones de música, no pense que un pueblo ya tuviera un bardo. -Mientras el samurai le pega un bocado al estofado de pescado que les a puesto el cocinero.-¿Llevas mucho en esta isla?- pregunto a la vez que le quitaba toda la carne a una raspa de su plato.

El bardo que absorbe una cabeza de pescado tarda en responder, posiblemente meditando la respuesta-Me llamo Gillian, nací en esta isla y nunca he salido de aquí, siempre me gusta que vengan nuevos músicos es maravillosos conocer distintos estilos de música, asi que no te sientas mal por tocar en la taberna- mientras continua comiendo el estofado preparado por el cocinero de la taberna, la cena continua entre charla intranscente entre los dos musicos, con promesas de instruirse el uno al otro, ya sobre la tercera jarra de licor, se levantan y termminan la actuación, la taberna esta bastante llena es entrada la madrugada, ahi muchos borrachos empieza a suceder algunos problemas, el exceso de alcohol parece crear bastantes problemas, cuando terminan de tocar algunos parroquianos tiran monedas al escenario Gillian y Nox las recogen rápidamente parece que a la gente les a gustado y han ganado algo, finalmente la noche llega a su fin cuando empieza a despuntar el alba.

El tabernero se acerca con una sonrisa de oreja a oreja, parece que esta noche le a ido muy bien, es un hombre corpulento bastante entrado en carnes, tiene un mostacho y el pelo ralo por la calvicie es bastante anciano para la edad de los mares rondara los sesenta años lleva puesto un delantal, bastante mugriento, se acerca a la mesa y recoge el dinero que Nox y Gillian han ganado - De aquí os descontare la comida y la cama, habeis ganado esto, a sido una buena noche.- Gillian parece aceptarlo agachando la mirada como un cobarde, a recibido cinco mil berries de los treinta mil que habían reunido de toda la noche, a Nox por el contrario le da dos mil berries, este le mira levantando una ceja y clavandole la mirada en los del tabernero, ve como este se remueve por dentro sintiendo odio o temor no llega  discernir de que se trata. -Que ahí con esa mirada chico ¿Quieres volver a tocar en mi taberna o no?-

Nox le miro de arriba abajo y se puso en pie tirando la silla al suelo es raro lo rapido que cambian las situaciones, Gillian asustado deja escapar un grito de pánico mientras Nox se tira sobre la mesa y el tabernero, este mas agilmente de lo que creía posible se mueve hacia atrás con presteza años de oficio le han echo bastante bien el arte de esquivar a los borrachos y a los locos, Nox cae pesadamente al suelo mientras los pocos borrachos que quedan comienzan a gritar en la taberna viendo el combate que se puede aproximar, el tabernero se cubre tras la barra con un gran garrote de madera coronado con unas planchas de metal redobladas sobre la madera que le confieren una robustez y una fiereza al arma no vista, este salta sobre la barra derecho a Nox este se incorpora rápidamente mientras observa a Perrin "El tabernero" acercandose hacia el en posición bastante amenazante, en el suelo como por arte del destino y bajo un borracho incosciente Nox observa una espada cuando el tabernero lanza su ataque descendiente hacia la cabeza de nuestro heroe, este rueda hacia un lado metiendose debajo de la mesa y asi esquivando el golpe poderoso pero lento del tabernero, mientras agarra la katana y sale debajo de la mesa el tabernero le persigue sin dejarle tregua este vuelve a lanzar un ataque pero Nox esta preparado con un rápido golpe desenfundando bloquea el ataque del tabernero haciendo que la katana se clave en la madera del garrote del tabernero al observar la hoja puedes ver que esta oxidada y mal cuidada, raro es que aun no tenga ninguna raja la hoja tan mal cuidada, el tabernero tira del garrote y la katana sale con facilidad de la abertura- Si eso hubiera partido la madera te hubiera cortado la cabeza, devuelveme mi dinero Perrin, la siguiente te rajare la garganta- Nox adquiere una postura baja de combate, los borrachos jalean el combate, el tabernero parece que se lo esta pensando, este finalmente tira los veinticinco mil berries al suelo enfrente de Nox, este los recoje y sale de la taberna al amanecer de un nuevo día con veinticinco mil berries mas en el bolsillo, Gillian sale tras el y los gritos de los borrachos quedan atras mientras Nox camina direccion al bosque -Has sido muy valiente nunca vi que Perrin se amedrentara en un combate, ¿me darias mi parte?-

-¿Que parte?-

-Pues mis quince mil.

-¿Tu has luchado por conseguirlos?

-No.. pe... pe.... pero...- Nox miro a Gillian directamente y apunto a Gillian con la katana recién robada -No quieras que te arranque la cabeza cobarde, me dado cuenta de tu trato con el tabernero sois una panda de ladrones y tu eres un cobarde, no quieras que te arranque la puta cabeza bastardo sodomita, crees que no vi el juego timando a los bardos, dame todo lo que lleves encima- Gillian vacío rápidamente los bolsillos sacando varios instrumentos afilados y dandoselos a Nox, mientras Nox caminaba dejaba a Gillian atrás y este le lanzo un grito de rabia e impotencia, mientras Nox caminaba con una satisfactoria sonrisa en su rostro.

-¡Maldito pirata, se quien eres me vengare de ti tenlo claro nadie se ríe de Gillian "El Usurero"!-
En ese momento sintió una corriente de aire a su espalda y un Kunai paso volando a escasos centímetros de la cabeza de Nox por suerte había errado el tiro cuando se giro, Gillian había desaparecido y solo quedaba una calle desierta tras el, en ese momento comenzó a correr hacia el bosque que circundaba la ciudad costera un tiempo en el haría que las cosas se calmasen, volvería a encontrarse con Gillian y su machaca Perrin de eso podía estar seguro pero esas son otras aventuras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.