Últimos temas
» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Ayer a las 12:27 am por Kalhenz

» Petición de Nivel
Dom Dic 10, 2017 7:28 pm por Kalhenz

» [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]
Sáb Dic 09, 2017 6:52 pm por Rak

» [Presente] Dinero facil. [Narrador]
Vie Dic 08, 2017 9:29 am por Narrador

» Una copita de vino. [Pasado / LIBRE]
Miér Dic 06, 2017 11:06 pm por Kalhenz

» [Censo] Noviembre
Mar Dic 05, 2017 8:55 pm por Matthias Lehner

» Una visita de "medico" [pasado/ LIBRE]
Mar Dic 05, 2017 8:27 pm por Matthias Lehner

» [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?
Sáb Dic 02, 2017 8:07 pm por Narrador

» Ausencia durante diciembre
Sáb Dic 02, 2017 6:28 pm por Tsuyoi Kikku

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Evento - Calles] Grupo de Oudo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Invitado el Vie Oct 20, 2017 3:26 am

En mi mente, esa idea me había parecido muy buena... pero una vez hecha... vi que no era tan eficaz y buena como pensaba. Al menos, el dolor, dejaba mucho que desear. Me gustaba que apretasen, si, pero no en la cabeza, era incómodo y apenas podía hacer nada más. Ahora mismo estaba a la merced de ese malnacido, deforme, y cosa rara que apestaba. No pude evitar soltar un grito de dolor, aunque luego me mordí la lengua, no iba a dejar que ese malnacido disfrutase como él quería. Por ello mismo, empecé a patalear mientras clavaba mis uñas o intentaba clavarlas en su brazo para que me soltase.

¿No había nada mas que pudiera hacer? No parecía fácil... pero me negaba a rendirme, aunque soltara mas de una lágrima por el dolor, no iba a permitir que lograse salirse con la suya. -Si... salgo vivo... de esta... pienso entrenar... lo suficiente como... para no... ser un maldito estorbo...- Esa última palabra la dije con rencor, mientras soltaba quejidos y apenas podía hablar. No dejé de dar patadas al aire, ya que era demasiada largo su brazo. No podía llegar a atacarle, por lo que la única cosa que me quedaba era clavar las uñas en su brazo.

Y Taiga no se levantaba aún... ugh, maldita sea el momento en el que decidí seguir a ese Oudo... maldita sea el momento en el que por descuidados acabe con mi tigre inconsciente... y sobretodo, maldita sea mi poca fuerza de combate en esos momentos. Aun así, estaba seguro de que había alguna cosa mas que pudiera hacer, ¿servir como cebo para que los otros escaparan? Ni en sueños, ellos me habían metido en esta mierda, ellos debían sacarme a mi y a Taiga. Si al menos hubiera podido alcanzar su mano con mi boca, podría haber intentado arrancar un trozo de carne de esta.

Esto iba a ser un sacrificio bastante fuerte... y quizás moría incluso si no lograba tratarme bien la herida... pero era la única manera que se me ocurría de llegar a salir de esa situación. ¿Y que era una lengua comparada con mi vida? Nada. Por eso mismo, primero reuní un poco de saliva y le escupí en dirección a su ojo. Pero ahí no acabo la cosa, pues mordí bien fuerte mi lengua, para cortarla. Dolía, dolía mucho, dolía tanto pero el aplastamiento del contrario era peor. Y entonces escupí mi lengua cortada en dirección a sus ojos, con toda la fuerza que pude. A la vez, intenté clavar mis uñas en su muñeca, quizás me ñas destrozaba pero... no iba a dejar que ese malnacido se saliera con la suya.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Narrador el Sáb Oct 21, 2017 4:56 pm

Placer, ¡oh dulce placer!, el cuerpo del afeminado estaba todavía en éxtasis por los eventos acontecidos hasta ahora. En sus manos tenía al Cherry Boy sufriendo, agonizando de dolor. El causar dolor hacía que sus instintos florezcan aún más y su fuerza aumentara. Los gritos y el dolor que le propinaba al rubio en ese momento era para lo que él vivía.
Todo esto era un preparativo para lo que él solía hacer, miraba a todas sus víctimas como presas y como él no se consideraba un animal, preparaba la mesa para luego degustar sus manjares.

A pesar de la emoción y el éxtasis provocado por la situación, Julius estaba alerta, era una persona que estaba consciente de su situación y sabía que no debía bajar la guardia. El hombre de la tanga relamía sus carnosos labios, ya que estaba a punto de terminar con aquel muchacho, quebrantar su espíritu, pero lo inesperado estaba por suceder. No pensó la reacción que estaba por suceder, un escupitajo de sangre y carne llegó directo a los ojos del Okama, cegándolo por completo por unos instantes; el acto reflejo del musculoso hombre fue soltar un poco la cabeza de Aram, liberando un poco la presión. Este acto sorprendió a Julius, pero también tuvo otro efecto. La emoción sobresalía de su pecho y llegaba hasta su entrepierna que brincaba de felicidad y casi se liberaba de aquel tanga tan diminuto. Éxtasis puro, jamás una presa se ha resistido tanto en ese tipo de situación, el rubio era un hombre maravilloso al que tenía que devorar a cualquier costo.
El momento de ceguera fue el comienzo del fin para Julius, esos momentos habían cambiado el rumbo de la carnicería para mal. Con su gracia Felina, el Mink leopardo se abalanzó hasta entrar en rango de su arma y ésta misma tiró un tajo; esto hubiera parecido el fin para uno de los miembros inferiores de Julius, pero él estaba atento a todo. Instintivamente, el Okama movió su pierna hacia atrás, casi colocándose de lado en orientación a Rak, mermando el rango y el daño que la alabarda podía causar, pero como todavía no recuperaba su visión totalmente, su sentido de la profundiad estaba desorbitado.

Corte


La alabarda había conectado por debajo de la rodilla del Okama, realizando un corte medianamente profundo. Por unos instantes, la expresión de placer de Julius cambió por una de dolor al sentir el corte. No pensó que estos payasos le iba a causar tanto problema. La cosa iba de mal en peor para él, esos segundos en que su mente se distrajo por el dolor, sirvieron para que uno de sus oponentes llegara hasta él y conectara un golpe en su área temporal. Por unos momentos pensó que el golpe le iba a hacer poco daño, él gozaba de un cuerpo resistente y duradero; la reacción de Julius fue de inmediatamente mandar un golpe hacia el estómago de Oudo y mandarlo volando por los aires, pero no contó que con la explosión que desencadenó dicho golpe. Desorientado, pero todavía con el rubio entre sus manos, Julius se situó con un brinco hacia atrás de todos, a unos tres metros de puro instinto.

La cara del afeminado hombre estaba golpeada e hinchada, tal como boxeador después de doce rounds de pelea. Se sentía un poco mareado y estaba casi acorralado entre sus oponentes y el fuego que comenzaba a cobrar más fuerza. Sus jadeos eran fuertes y trataba se analizar su situación actual; ese último ataque no solo había hecho mucho daño, si no que el mismo movimiento que hizo para escaparse, hizo más profusa su herida de la pierna, reflejándose en un sangrado más intenso. Ahora, no le convenía atacar directamente, ya que sus movimientos estaban mermados por el daño, esperaría a reaccionar a las acciones de sus oponentes y poder huir, su cena estaba arruinada.


_____________


El peligro conlleva al miedo y esa es una emoción que rige en todo el reina animal, una de las emociones más antiguas conocidas por el hombre. Los animales también la conocían, pero estos siempre reaccionaban de manera distinta. El gran animal ahí tirado sentía el peligro, sentía que algo estaba mal y más con su amo... Aunque estuviera dormido, sentía que debía proteger algo importante, necesitaba despertar.

OFF ROL:

Continuamos con su Narración:
-El oponente está gravemente herido.
-Oudo el golpe conectó, pero no con la fuerza total de Julius, sabrás interpretarlo bien.
-Rak, tu golpe funcinó y tienes dos opciones ahora, o ayudas a Nyanta ahora (que en el siguiente turno queda a merced de Narrador) o ayudas a terminar a Julius
-Aram, Taiga despertará en tu turno y el agarre de tu cabeza es débil, pero estás herido.

Narrador
Civil
Civil

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 25/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Rak el Lun Oct 23, 2017 8:25 am

El golpe que había lanzado había surgido efecto, pero no tanto como había pensado. Este apenas era un corte semiprofundo, de donde comenzó a brotar sangre a borbotones. Sonreí al ver eso y me prepare para el próximo ataque. Este iría hacia el vientre del humano. Clavaria la punta de la misma y volvería a sacarla, para volver a clavarla, pero algo no iba bien.
El olor a madera quemada y de carne cocida, comenzó a invadir un poco más el lugar. El chirrido de la madera y las pequeñas explosiones que hacia las brazas, estaban cada vez más cerca. El olor invadía mis fosas nasales, convirtiéndose en una molestia para poder respirar. Varias veces tuve que llevar mis manos hacia ella, para sentir mi olor y no el de la madera quemada. Por suerte las llamas aun no se hacían visibles y ese calor sofocante del fuego no había invadido el lugar, pero a juzgar por el sonido y por el olor, no teníamos demasiado tiempo hasta que eso sucediera.
Al mirar hacia arriba, dejando de lado al maldito humano, pude notar que el humo estaba casi sobre nuestras cabezas, pero eso realmente no me preocupo, quería terminarlo de inmediato, por lo que me puse nuevamente en posición de ataque, pero una sensación extraña llego hacia mí, no sabría decir si fue una voz o solo mis instintos, pero algo me obligó a volver mi cabeza hacia atrás, viendo que Nyanta aun seguía en el suelo.
Estaba seguro que el fuego llegaría pronto a nosotros y podríamos escapar, pero no así, Nyanta, que hacía rato seguía en el suelo sin levantarse.
"Maldición me había olvidado de mi congénere" pensé en el momento en que afilando un pocos mi sentido auditivo, comencé asentir pasos.
No eran pasos comunes, sino algo continuo y con el mismo ritmo. Ya había escuchado esos pasos, mientras viaja por los blue, además la isla estaba invadida por pasos así, por lo que supuse que no eran otros más que marines, pero aun se encontraba algo lejos, por lo que contábamos con tiempo para poder huir del lugar, sin ser vistos o peor ser enfrentados por un grupo de marines.
Había viajado por varias isla, siempre con el perfil bajo, sin llamar tanta la atención o hacer cosas "ilegales", por lo que suponía que mi historia de piratería estaría tan blanco como las nubes del medio día y realmente quería que continuara así.

Maldije una y otra vez por no poder acabar con este humano, pero debía ser más noble con mi congénere y salvarlo tanto del incendio como de los marines, aunque estos aun no se presentaban.
Mire a Oudo - OUDO- grité, algo eufórico y enojado al mismo tiempo - HAY QUE IRNOS DE ESTE LUGAR. SALVA A LA JOVEN DE PELO RUBIO Y ALEJEMONOS LO ANTES POSIBLE- sin querer había llamado a Aram como si fuera una hembra y no un macho, pero debe haber sido la impresión que me había dado el joven.
Solo espere que Oudo me escuchara y entendiera mi petición, suponía que aunque fuera humano y no tuviera tan desarrollado el olfato, podría darse cuenta del olor a madera quemada que estaba invadiendo poco a poco el lugar.
Gire sobre mis talón derecho y corrí hacia Nyanta, el cual se encontraba boca abajo, con el rostro hacia uno de los costados. Me arrodillé junto a él y lo moví con fuerza, para ver si esta reaccionaba, pero al ver que este no se movía, supuse lo peor.
Lleve mis dedos hacia el cuello, buscando algún pulso que me indicara que aun seguía vivo. Al encontrar la arteria y sentí como esta hacia unos latidos y di un suspiro de alivio.
-Maldición, como se te ocurre desmayarte en este momento de mierda que estamos teniendo- dije, mientras dejaba mi halberd en el suelo y comenzaba a levantar a Nyanta. Una vez en mis brazos, hice algo más de fuerza y lo cargue a uno de mis hombros.
Una vez equilibrado, me acuclille lentamente, mientras hacía equilibrio como un estúpido payaso de circo y tomaba mi halberd con la mano desocupada. El peso del arma equilibraba el peso de Nyanta, por lo que pude enderezarme rápidamente.
Comencé a caminar lentamente, mientras esperaba que Oudo y Aram salieran de ese infierno y nos pudiéramos retirar rápidamente. "Vamos maldita sea. ¿Qué esperan?" estaba comenzando a impacientarme, pero aun así los esperé.

OFF ROL:
Espero no haber hecho nada ilegal. Si es así, díganlo, así puedo modificarlo y no se presta para confusiones.
Disculpen las demoras, pero como le había dicho a Quincey estaba algo enfermp y no tenía demasiada ganas de escribir, aun sigo enfermo pero con más ganas, además de no saber que escribir en este post.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Invitado el Lun Oct 23, 2017 11:18 am

Aquel golpe sí parecía haber funcionado, al contrario que la capa explosiva. El problema era que incluso así, había logrado propinarle un codazo que lo mandó volando un par de metros hasta que se detuvo contra un edificio. Sumándose al dolor de la mejilla, ahora también estaban en la fiesta su abdomen y su espalda. El sujeto aquel ya le estaba cansando, había logrado golpearle dos veces, y con eso ya iban dos sentencias de muerte consecutivas. Su cabeza también estaba algo tocada, al punto de que sangraba un poco. Afortunadamente todavía podía moverse con algo de soltura sin que sus músculos gritasen y podía enfocar bien la vista, así que no tenía ningún traumatismo severo. Lo iba a pagar, realmente lo iba a pagar. Ya ni siquiera tendría que seguir vivo tras un golpe como ese. Había atacado a su sien ya que era un punto débil en el cuerpo de cualquier persona, una zona de piel fina y con poca carne que contenía vasos sanguíneos importantes para el cerebro… Que hubiera sobrevivido a eso quería decir que era más duro de lo que se pensaba en un principio.

Era hora de rematar aquello, su principal objetivo, antes incluso que su ira y el cumplimiento de la ejecución de aquel ser, era rescatar a Aram de sus garras. Rak ya había analizado la situación por él, el olor y el humo que se extendía por encima de los edificios indicaban que había un incendio en marcha y debía dirigirse hacia su posición, así que no contaban con mucho tiempo. Tenía una única oportunidad. Bien, lo acabaría todo con un golpe. Se agachó a recoger algo del suelo, algo en lo que nadie había reparado pero él sí, un trozo sanguinolento de carne. Lo guardó en su puño derecho y echó a correr hacia el okama con la mano izquierda hinchándose cada vez más, como si fuera a propinar un puñetazo. Pero cuando entró en lo que sería el radio de acción del hombre, lo estalló apuntando hacia el suelo para propulsarse en una parábola que caería sobre el okama aproximadamente. Se dio la vuelta en el aire y en el descenso estalló la punta de su pie para propinar un talonazo descendente a su adversario en la cabeza. Si quería defenderse, debía soltar a Aram, y si recibía el golpe dudaba que resistiera lo suficiente como para continuar manteniendo el agarre del rubio. Entonces sería cuando lo agarrase y saliera corriendo de allí junto a Rak. Una lástima perderse la ejecución del rey de los piratas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Invitado el Mar Oct 24, 2017 8:52 am

¿Que estaba pasando? Una explosión... olor a sangre, la cabeza me daba vueltas y aunque no notaba tan fuerte el agarre como antes, seguía agarrado. Al menos parecía que el sacrificio de mi lengua no había sido en vano, eso y que Taiga conocía perfectamente el olor de mi sangre... es decir, ese tipejo estaba muerto. El dolor era peor que cualquier resaca que hubiera tenido antes, la boca no dejaba de sangrarme y la cabeza seguía haciéndome daño. Aun así, podía notar como el hombre seguía moviéndose después de escuchar esa explosión, aunque fue durante poco tiempo.

Lo malo es que ahora no podía hablar, pero no hacía falta, solo sonreí mientras lo observaba. Mis labios derramaban sangre, si, pero no era nada comparado con la humillación que habría tenido si perdiera contra aquel hombre. Intenté observar la situación, el felino cargaba al otro, y Oudo... parecía haberse llevado otro golpe, bueno, no era lo que me importaba realmente, si no ver como estaba Taiga. Este aun seguía inconsciente, ¿cuanto tiempo más seguiría de ese modo? No creía que tardase mucho si había llegado la olor de mi sangre a él.

No tenía tantas fuerzas como para seguir resistiéndome, aun así, seguía intentando clavar mis uñas a su brazo, no con la misma fuerza de antes, pero tampoco le podía hacer nada. Al menos, cuando vi a Taiga levantarse, no pude evitar sonreír de alivio. Si él estaba bien ya estaba todo, aunque para el tigre de seis patas gigante, no parecía estarlo. Empezó a correr hacia donde estaba ese okama y busco arrancarle la cabeza de un mordisco. Si era listo, iba a soltarme para así calmar a la bestia o protegerse de esa mordedura.

Aunque si que había tardado, daba igual, al menos estaba bien. Con un movimiento de mano le indiqué exactamente que tenía que hacer. Aunque simplemente, puse mi índice en horizontal y lo pase a través de mi cuello. Empezaba a perder la consciencia, pero estaba seguro de que Taiga iba a salvarme de ese tipejo, y si perdía el conocimiento, me llevaría con Oudo y estos buscarían algún médico... o mas les valía que lo hicieran si no querían que Taiga se los tragase a todos, uno... por uno.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Narrador el Mar Oct 24, 2017 9:51 pm

Calor, calor, ¡calor!
Las molestias y el calor estaban aumentando a cada segundo que estaba ahí. Era una total molestia estar en su situación; jamás había estado acorralado, era la primera ven en su vida que se sentía impotente y menos en las manos de unos candies tan débiles como ellos. Era cierto que el gran y poderoso Julius veía por sobre el hombro a sus oponentes.
Con concentración estaba cayendo, el corte y el súbito movimiento lo habían hecho perder mucha sangre y sentía como poco a poco sus fuerzas se mermaban. Sin embargo todavía tenía una ventaja técnica, era el crío que tenía entre sus poderosos dedos, eso sería la carta de su salvación.

En los pocos segundos que transcurrieron, el musculoso hombre pensó en una manera de escapar del lugar usando al rubio como carnada, pero no contaba con el espíritu que tenían sus oponentes, las ganas de vivir de ellos sería su perdición.- Ya verán, esperpentos-. Exhaló el okama mientras se formaba una sonrisa en su rostro. El paseo no iba a durar mucho, el primer en atacar fue el candy explosivo, como siempre sus acciones eran bruscas y llenas de aperturas y aunque fuera así no había que subestimarlo. Instintivamente soltó de su prisión a Aram, para poder defenderse de los ataques del hombre explosivo, pero algo estaba más allá de sus cálculos.

Lo que estuvo por encima de lo pensado fue el tigre, ese animal que neutralizó para que no le cause problemas despertó con una ira primal inesperada. De un brinco el animal saltó hacia su humanidad con la pasión en sus ojos para proteger a su dueño. Dos ataques de diferentes flancos; estaba en duda de cuál esquivar o bloquear, ya que en su estado actual no podía detener ambos. Decidió en el acto, el animal estaba como si nada además con las ganas de la sangre Okama en sus ojos, debía apostar a que el golpe del agotado Oudo no cause tantos daños.
Con una mano intentó bloquear al tigre para así evitar que vaya a su cuello y morir, para luego con un movimiento hacia atrás intentar que el superficie del golpe de Oude sea menos.

Equivocado

El tigre tenía más fuerza aún de la esperada y de un simple mordisco, pasó a llevarse los dedos de su mano derecha como si no fueran nada y para rematar el golpe de la burbuja andante impactó en su área frontal con tanta fuerza que brotó los ojos del Okama del simple dolor. Julius estaba casi muerto para esa circunstancia o parecía estarlo. Como si fuera una placa de acero, cayó al ardiente suelo sin más, con el conocimiento  desvaneciéndose así como su vida, sus días como predador sexual estaban terminando, la bandera que estaba arriba, que era su gran miembro, perdía potencia y se reducía a su estado habitual, indicando la derrota.

Habían ganado, el juicio del Rey había llegado gracias a él y sus subordinados. Todo el ambiente pesado se había desvanecido en un instante, pero esto iba a cambiar de un momento a otro. Un proyectil en forma de puño y hecho de roca fundida aterrizó en el terreno de la pelea y más se podían ven en el aire. Un usuario de Akuma no Mi no muy lejos demostró su poderío y dominio lanzando literalmente puños de lava, el ambiente pasaba por infierno ya.

Off-Rol:
Felicidades, han ganado.
-Estás herido posiblemente con algo fisurado, pero puedes caminar, andar y lo que sea.
-Rak Has salvado a tu amigo felino, ahora es decisión de ustedes qué hacer, pero al finalizar la siguiente ronda, el lugar se llenará de lava y eres el menos herido, puedes ayudar.
-Aram, estas vivo, pero apenas puedes ponerte de pie, así que alguien debe ayudarte si quieres evacuar el lugar.

Felicidades al grupo.

Narrador
Civil
Civil

Mensajes : 197
Fecha de inscripción : 25/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Rak el Miér Oct 25, 2017 6:46 pm

La marcha de los marines se acercaba cada vez mas  y el olor a humo, madera quemada y hasta de carne chamuscada, estaba comenzando a invadir más el ambiente. La pelea seguía, el monstruo humano no se dignaba a soltar al joven rubio
Tenían a Nyanta en el hombre y me encontraba parado en frente de la lucha, con las piernas flexionadas y con mi arma en mi mano, sirviéndome de apoyo. Aunque no pareciera, mi congénere pesaba, pero tranquilamente podría correr con el encima.
-Maldición que hacen que no lo acaban- volví a murmurar, impaciente y dando un pequeño salto para acomodar a Nyanta quien se me resbalaba poco a poco.
La situación no avanzaba. Allí estaban los dos parados frente a frente sin mover un musculo, pero de pronto la bestia que había sido noqueada y de la cual me había olvidado con facilidad, se levantó en un rugido estrepitoso y al ver a su amo moribundo, se abalanzo sobre la bestia humana. Sonreí al ver eso, era el fin del mal nacido y estaba seguro que estaba escrito en su destino.
Apreté el puño sobre el mango del arma, cantando victoria.

En el momento en que el animal se levantaba, Oudo también empezaba su ataque - Veamos de lo que eres capaz, Mi rey- musite, mientras veía asombrado los movimientos, algo bruscos y sin un ápice de cuidado hacia algún futuro golpe.
El humano se vio encerrado, tanto por Oudo como por el animal. El animal era una masa llena de furia que a cada paso que daba levantaba polvo o cenizas, no sabría decir cuál de los dos, y rascaba los adoquines con sus uñas. Los colmillos de la bestia eran enorme y daba mucho miedo con solo verlo correr.
Llegaron hacia el okama; Oudo había saltado, perdiéndose de mi rango de visión y el animal se encontraba inmóvil y yo no podía ver lo que había sucedido.
Me fui acercando poco a poco, quería saber que había sucedido, pero también debía tener cuidado. Si el humano había salido vivo y los demás estaban muertos, podría apuntar su ira contra mí, pero el animal comenzó  moverse y la silueta del humano de tres metros, cayó a los adoquines. Di un suspiro de alivio - si- volví a musitar. Jamás había festejado la muerte de alguien, pero este sujeto lo ameritaba.

Luego de la derrota del sujeto, comencé a caminar rápidamente hacia Oudo, para ver si era necesario mi ayuda, pero un silbido que venía desde el cielo me llamo la atención. Rápidamente mire hacia arriba y el cielo se había teñido de un color rojizo oscuro, mesclado con ese gris humo. Algo no andaba bien, el cielo no era de ese color y el incendio no creía que fuera tan grande como para iluminar casi todo el cielo. De pronto una gran roca roja, amarilla y negra, no, un gran puño, comenzó a acercarse rápidamente desde el cielo. Esta venia en dirección donde me encontraba.
"Maldición, maldición, maldición" pensé una y mil veces mientras veía como se acercaba esa gran masa multicolores.
- CUIDADO- grite sin poder decir más, antes de girar sobre mi talón y correr hacia el lugar de donde había venido.  
El gran puño al impactar contra los adoquines, se hundió, desapareciendo en los adoquines y salpicando varias gotas grandes de esa... lava; quemando todo lo que tocaba esparciéndose lentamente como prosiguiendo nuestros pies.
"Esto no es común" pensé mientras venia la lava que iba quemando las casa a los alrededores. "Esto es obra de algún usuario de Fruta del Diablo" pensé asombrado y volví a mirar el cielo.
-Por los Reyes de Zou- mis ojos estaban tan grandes como platos y mi boca se había abierto inconscientemente. El cielo estaba rojo y en el se podían ver muchos puños de lava que descendían a gran velocidad. "Esta isla desaparecerá" pensé en el momento en que recordaba que hacia allí, a quien tenía en mi hombro y a quien estaba esperando.

Entre Oudo , Aram, la bestia y yo, solo había una pequeña parte de los adoquines que no se había fundido en esa lava.  - OUDO,ARAM ¿ ME ESCUCHAN?- estaba seguro que ellos seguían vivos, pero no sabía si estaban mal heridos y si necesitaban ayuda. Me acerque un poco más al lago de lava y trate de gritar nuevamente, pero los adoquines de esa área estaban tan calientes, que apenas apoye mi pata, tuve que sacarla inmediatamente.
-OUDO, MALDICION CONTESTA. ¿ESTAN BIEN?- esperaba que me contestaran rápidamente, porque mi paciencia estaba llegando al límite.
Si los marines estaban llegando, ya no me importaba. Debía averiguar si necesitaban ayuda o no, pero si ellos no me hablaban, debería pasar por ese camino de adoquines no fundidos.
"Vamos maldita sea, contesten" pensaba, mientras volvía a gritar, en espera de alguna respuesta favorable.
avatar
Rak
Pirata
Pirata

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 23/09/2017
Edad : 22
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Invitado el Jue Oct 26, 2017 11:00 am

No contaba con que el tigre de Aram fuera a despertar en aquel instante, pero fue para bien, el okama se centró en defenderse del animal en lugar de él, lo que fue su perdición. ¿A esas alturas del combate no contaba con que las explosiones que creaba tenían un gran impacto en sus ataques independientemente de su estado físico? Puede que estuviera algo cansado y bastante magullado, pero eso no le impedía estallar partes de su cuerpo para incrementar sus ataques sin hacer realmente demasiados esfuerzos. Su error no fue sólo subestimarle, sino no saber que se enfrentaba a un rey, alguien que tendría el mundo en la palma de su mano y lo gobernaría. La alegría de derrotarlo duró poco, pues el calor que hacía se iba haciendo cada vez más intenso a medida que avanzaban las llamas del incendio hasta aquella calle. Pero no era sólo eso, sino que en los pocos segundos que tardó en caer desde que apareció, un puño magmático hizo un gran boquete que cubría gran parte de la calle.

Aquello no era buena señal, nadie le había dicho que se auguraban meteoritos como precipitación para ese día. Hizo un mohín y chasqueó la lengua. Al final sería más difícil salir de allí que pelear contra aquel tipo. Pero tenía una idea que les permitiría moverse más rápido. No sabía si su poder podía aplicarse a través de los zapatos, así que se los quitó ya que no había tiempo. Agarró a Aram del cuello de la camisa y lo dejó sobre Taiga mientras el suelo a sus pies se hinchaba más y más. Primero era sólo el suelo de la calle, luego los edificios empezaron a inclinarse hacia fuera hasta que estuvieron casi a la altura de los tejados de los edificios. Indicó a Taiga que le siguiera. – No te vas a morir por una lengua cortada, así que aguanta ahí. – Sentía que debía decirle algo, pese a que hubiera sido tan estúpido como para cortarse su propia lengua. Comenzó a correr cuesta abajo, pero al mismo tiempo iba hinchando también el suelo bajo sus pies, de modo que la cuesta nunca terminaba y siempre iban hacia abajo, lo que les permitía ir mucho más rápido, lo suficiente como para evitar los primeros meteoritos que comenzaban a caer.

El tigre podría pasar perfectamente el boquete de un salto, por su parte, lo dudaba, mucho más con cómo tenía el cuerpo tras la pelea, de seguro tenía alguna fisura que en ese momento no notaba por la adrenalina. Así que él, además para poder conservar el poder que hinchaba el terreno, pasaría por aquel pasillo de adoquines calientes que no se había cargado el primer meteoro, si iba rápido no se quemaría en una distancia tan corta. Rak podría unirse a ellos cuando la creciente burbuja alargada llegara hasta él. Pero por detrás de ellos, varios metros más atrás, se iban sucediendo los estallidos al no poder controlar tantas bombas a la vez, causando grandes destrozos con las ondas expansivas y dispersando por media ciudad trozos de piedras.


Off:
Bueno, quería responder al rol mientras estuviera inspirado,
tiempo que coincidió con un momento en el que no pude contactar de forma rápida a ningún admin/mod para preguntar cosas, así que a lo mejor hice algo que no podía. De ser así pido que se me comunique y editaré el post para adaptarlo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento - Calles] Grupo de Oudo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.