Últimos temas
» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Ayer a las 12:27 am por Kalhenz

» Petición de Nivel
Dom Dic 10, 2017 7:28 pm por Kalhenz

» [Pasado] Historias y algo mas... [Iohn - Cronos - Rak]
Sáb Dic 09, 2017 6:52 pm por Rak

» [Presente] Dinero facil. [Narrador]
Vie Dic 08, 2017 9:29 am por Narrador

» Una copita de vino. [Pasado / LIBRE]
Miér Dic 06, 2017 11:06 pm por Kalhenz

» [Censo] Noviembre
Mar Dic 05, 2017 8:55 pm por Matthias Lehner

» Una visita de "medico" [pasado/ LIBRE]
Mar Dic 05, 2017 8:27 pm por Matthias Lehner

» [Presente] ¿Acaso sois una especie de dúo cómico?
Sáb Dic 02, 2017 8:07 pm por Narrador

» Ausencia durante diciembre
Sáb Dic 02, 2017 6:28 pm por Tsuyoi Kikku

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Nerelas Graywords
Administrador - MP - Perfil
Er Pescao
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Fic / Pasado] Despedida del hogar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Fic / Pasado] Despedida del hogar

Mensaje por Samael el Miér Oct 04, 2017 5:26 pm

Solamente se podía escuchar el sonido de unos tacones recorriendo la gran alfombra del pasillo de ala derecha. La servidumbre miró con sorpresa, puesto que la señora rara vez se había mostrado tan alterada como en aquella ocasión. Una gota de sudor se podía ver en su frente y sus ojos, abiertos como platos, daban señales de que aquella mujer estaba muy alterada. Con el aire justo para hablar, abrió la puerta de la habitación de su hijo mediano y se apoyó en el marco dorado de esta, intentando recobrar el aliento. Alzó la mirada en cuanto pudo, y con evidentes señales de cansancio, preguntó con una voz aterciopelada y algo atropellada. - ¡Azazel!, ¿Dónde está tu hermano?- Consiguió escupir aquella mujer, para después, avanzar a un ritmo retardado hasta la cama del joven, lugar donde decidió posar su enorme vestido morado, completamente cubierto de volantes lila.

El joven se encontraba a cuadros. Normalmente, su madre no entraba en su habitación bajo ningún motivo, por lo que tardó unos segundos en caer en que debía responder a la pregunta. Pensó antes de proferir palabra alguna, pero en su mente no parecía encontrarse la solución. – Esto… No tengo ni idea, madre. ¿Qué ocurre con Samael?- Respondió preguntando, algo que parecía ser muy típico en aquella familia. -¿Cómo que qué ocurre con tu hermano? ¡No está en ningún lado y el mayordomo dice que le vio temprano en la mañana preparando su ropa.- Comentó la madre de los dos jóvenes mientras su hijo sacaba un pañuelo de su camisa y secaba las lágrimas que empezaron a nacer de los ojos de su madre. Los dos eran el vivo reflejo de su familia; Su piel era morena y su cabello parecía caramelo fundido, el cual les caía con gracia por la cabeza. –Tranquila, madre. Ya sabes cómo es Samael, él siempre ha preferido preparase su propia ropa. ¿O no recuerdas aquella vez que se presentó con una capa verde en la boda de los primos cuando era pequeño? – Recordó el hermano menor del joven con una sonrisa en la boca, intentando quitarle hierro al asunto. Era cierto que Samael siempre ha rechazado que nadie le sirviese y que, por eso, siempre había sido muy independiente, pero aun así, al hermano aquella situación le parecía extraña. Después de todo, él nunca había desaparecido sin decir a dónde se dirigía antes.

-Entonces dices que el mayordomo le vio prepararse la ropa y que desde entonces, no se le ha visto por aquí, ¿No?- Preguntó el joven, poniéndose un poco más serio e intentando parecer responsable. No es que no lo fuera, pero aún era joven y siempre había vivido bajo la sombra de su excelente hermano, de modo que nunca había tenido la responsabilidad de algo entre sus manos. Se podría decir que su hermano mayor siempre había velado por él y por el resto de hermanos, aunque cuando uno estaba a su lado, era extraño pensar que de verdad les quisiera como a una familia. –Sí, eso dijo. Pero en su habitación ya no hay nadie. Estoy preocupada por él…-
-Tranquila, madre. Ya es un hombre, habrá salido por algo.- Comento Azazel mientras se ponía en pie, ayuda a su madre a hacer lo mismo y se ponían en marcha, rumbo a la habitación del desaparecido. A escasos pasillos de allí, y justo frente a una vidriera preciosa que representaba una escena de un libro arcaico, una puerta les separaba de la habitación de su pariente. El hijo menor se armó de valor y sin pensárselo dos veces, giró el pomo. Ante ellos, como si un lobo hubiese lanzado un aullido, una bocanada de aire les azotó, revolviendo sus cabellos. Al parecer, la ventana estaba abierta y había corriente. Sin embargo, todo parecía estar en su sitio. Todo, menos un papel que no dejaba de sobrevolar la estancia con cada soplo de viento.

La madre de los muchachos hizo ademán de recogerlo, pero su hijo se adelantó ye vitó que su madre tuviese que hacer el esfuerzo. Era una nota escrita con tinta roja sobre un pedazo de papel de color amarillento. La letra era complicada de mirar, pero más o menos, si uno se esforzaba, podría entender lo que allí se había escrito.

“A la atención de mi familia” rezaba el encabezado de aquella nota. “Si estáis leyendo esta carta y no estoy a vuestro lado, deberías saber que es tarde ya. Nunca me ha gustado el estilo de vida que he llevado junto a vosotros, y aunque os respete como personas, no me veo capaz de llevar una vida tan banal como vosotros. Demasiadas florituras para mí. Pero no es vuestra culpa, simplemente nací en un lugar equivocado. Soy consciente de que nunca he sido el hijo ni el hermano perfecto, así que he decidido marcharme. Quiero ganarme la vida por mi cuenta y la única forma factible de hacerlo, era aprovechar para estudiar a vuestro lado y después marcharme. Nunca os olvidaré, pero sabéis que no soy tan ñoño como para llorar por la despedida.

Si todo va bien, algún día volveré para daros las gracias por haberme permitido dar los primeros pasos en la vida, aunque creo que siempre habéis sabido que en mi mente siempre estuvo presente la idea de volar.

Cordialmente, vuestro quinto hijo. Samael ~ ”

Y con un asombro inusitado, el joven terminó de leer aquella nota en voz alta. Giró la cabeza para mirar la reacción de su madre, pero esta, con un semblante regio se aguantó unas lágrimas y sonrió débilmente. Sabía que su hijo era capaz de algo así, pero saber que era por voluntad propia y conociendo sus motivos, su enfado se evaporaba en cierta medida.

A un par de kilómetros de allí, desde la lejanía de un humilde puerto de la zona pobre de la isla, una persona de negro con maletín en mano, daba órdenes a unos remeros de que quería embarcar y zarpar cuanto antes. Tras él, una vez que un pequeño navío inició su marcha, se podía ver una lujosa casa de cristal. El sujeto, dejó caer un leve suspiro y sonrió. –Amen-
avatar
Samael
Civil
Civil

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 03/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Fic / Pasado] Despedida del hogar

Mensaje por Matthias Lehner el Miér Oct 04, 2017 7:04 pm


_________________
No es una huida, es una retirada estratégica.

[Ficha]
- [Expediente] - [Objetos] - [Akuma no Mi] - [Técnicas]
Músico al servicio de Kensei - Originario de Namakura -Usuario de la Magu Magu no Mi
Haki Dormido - Recompensa 40.000.000 Berries
Dueño de los navíos O.M.G y Napalm Records
avatar
Matthias Lehner
Pirata Conocido
Pirata Conocido

Mensajes : 430
Fecha de inscripción : 15/08/2017
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.