Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Pasado] Haciendo amigos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

[Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Invitado el Vie Sep 29, 2017 9:51 pm

Era una mañana extraña. Estaba emocionada por aquella nueva etapa de su vida que había comenzado justo el día anterior. Bueno, en realidad comenzaba ese mismo día, pero fue el anterior que terminó por decidirse y rellenar los formularios. También estaba nerviosa por cómo le recibirían sus compañeros y superiores. Había oído que la disciplina en los marines era fuerte, si un oficial decidía tomarla con ella por su aspecto, tendría que continuar sufriendo el tipo de acosos de los que trataba de escapar. No llegaba a comprenderlo, ¿por qué la gente no era más tolerante con lo que veía? Ella no pensaba que estuviera tan mal… Simplemente sus dientes eran afilados, su piel de un oscuro poco común, tenía agallas en el cuello y membranas en pies y manos. Por lo demás, podía pasar por una humana perfectamente. Se miró en el espejo, suspirando. Sin dejar de mirar su reflejo, se colocó aquella máscara que cubría la parte inferior de su cara y las agallas en su cuello. Aquello le servía para que, en caso de que la ropa resultara dañada o que la cremallera no funcionase, tener una excusa para verse intimidante. Prefería que pensaran que era rara y buscaba problemas a que la juzgaran por su propia apariencia. Después se puso el resto de la ropa y salió de los barracones para mujeres.

Todavía era temprano, una hora antes de que empezase su turno. El Sol todavía no se había atrevido a asomar más que una pequeña uña por el momento. Pero ella necesitaba nadar en el río, eso le despejaría la mente y le permitiría pensar un poco en su situación actual. También relajarse un poco, no todos iban a ser unos racistas… Cuando los soldados de la puerta de la base le preguntaron adónde iba, ella les respondió con la verdad, al río a darse un chapuzón antes de comenzar su turno. Se miraron y luego la miraron a ella. Temía que no fueran a permitirle el paso, pero al final le abrieron las puertas. Agradeció con una inclinación y se dirigió a su destino. El río no era precisamente profundo, pero era suficiente para nadar un rato y liberar estrés. Se zambulló de lleno y se despertó por completo al sentir el impacto del agua fría en todo el cuerpo. ¿Cómo podían vivir los humanos sin nadar a diario? Para ella era una parte vital. El tiempo se le pasó como en un suspiro, haciéndosele perezoso salir del agua para ir a comenzar con su entrenamiento. Pero no podía empezar con mal pie esa nueva vida.

Llegó con el tiempo justo de ir a su habitación a recoger el arma que se había olvidado. Mientras se la sujetaba a la espalda, observó la cama superior de la litera. Le habían dicho que ese mismo día llegaría la que sería su compañera de cuarto. Se preguntaba cómo sería, y también si tendría problemas al dormir con ella… Pero no podía dejarse llevar por sus pensamientos, llegaba justa de tiempo. Formó filas junto a los que eran sus compañeros, quedando claro que era la única tan alta allí… El sargento comenzó a acercarse a ellos, más en concreto a Halibel. – Recluta. ¿Se puede saber por qué no lleva el uniforme reglamentario? - ¿Tenía que preguntarlo tan bruscamente? Había formas más amables de preguntar las cosas… Primero bajó la mirada pero luego recordó que a la hora de responder había que estar firme y miró hacia arriba. – L-lo lamento, señor… El u-uniforme que me dieron no… n-no me valía… Me apretaba el pecho… - Le costó un mundo hablar delante de todos, pero lo hizo. Aunque descubrió que, debido a ello, todas las miradas lascivas de los hombres estaban clavadas en ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Charlie Sheppard el Vie Sep 29, 2017 10:43 pm

¡Que interesante había sido el viaje!, a pesar de haber nacido en el Grand Line nunca se había alejado mucho de las proximidades de su taller por lo que esta era su primera vez recorriendo el mundo, no podía evitar estar emocionada. A pesar de que sus aventuras apenas comenzaban ya había visto muchas cosas en su recorrido desde casa hasta aquí, uno de los mares cardinales; los acorazados de la marina y sus impresionantes armamentos; el kairoseki que empleaban para cruzar el Calm Belt. ¡Oh el kairoseki!, le temblaban las rodillas de solo pensar en poner sus manos sobre ese material tan precioso, estudiarlo y emplearlo como parte de sus creaciones. El hecho de que tenía que empezar por el mar más débil de todos para escalar hacia arriba y poder tener acceso a los recursos que deseaba no le suponía un problema ni la desalentaba, después de todo...

Jitoshite ittate do ni mo naranai!─. Pegó un saltó desde la plataforma de desembarco y finalmente tras largos días de viaje sus botas volvieron a tocar tierra firme, ahora debía de dirigirse hacia la oficina para entregar algunos papeles, hacer oficial su traslado y ponerse manos a la obra. Se dirigió a través de la entrada principal e ingresó al patio donde los reclutas ya se estaban formando frente al sargento para comenzar con las rutinas diarias, pero esto pareció verse interrumpido por alguna clase de incidente.

Mientras se acercaba a los uniformados notó algo, algo que no había visto en su vida, después de todo, aquellas criaturas no solían verse mucho fuera de su isla.─¡¿Es eso un Gyojin?!─. Corrió hacia la escena dejando una nube de polvo detrás de ella poniéndose justo en medio del Sargento y la rubia, ignorando completamente la autoridad del primero y el espacio personal de la segunda.─¡Fascinante!─. Comenzó a examinarla detenidamente mientras sujetaba su mentón, sus curiosos ojos brillantes de curiosidad recorrieron cada centímetro de la anatomía de la criatura frente a ella aunque tuvo que ponerse de puntas de pie para poder ver bien su rostro por encima de esos enormes pechos.

El Sargento demoró unos momentos en recuperar la capacidad de articular tras la semejante e inverosímil situación desarrollándose frente a sus ojos.─¡¿Có-Cómo se atreve?! ¡Identifíquese de una vez recluta!
¡Oh, oh! ¡Es verdad, tengo algo para usted Sargento!─. La pelirosa inmediatamente comenzó a hurgar entre sus pertenencias dentro de la mochila hasta haber dado con lo que buscaba. Tomó lo que parecía una carta arrugada y se la entregó al oficial superior. El hombre incapaz de seguirle el ritmo a la situación se limitó a tomar la nota e inmediatamente comenzó a leerla con detenimiento.─Ugh... ¿Es esta la niña prodigio de la que me informaron?─. El hombre se tomó de la sien con sus dedos suspirando, era evidente que esta sería un dolor de cabeza.─¡Recluta!─. Esta vez se dirigió hacia la rubia.─¡Acompañe a esta mujer hasta su litera, estará compartiendo habitación con usted. ¡Y me soluciona el problema del uniforme para la próxima vez que lo vea!─.

El Sargento les dio permiso a ambas para retirarse y se dirigió hacia los demás reclutas del cuerpo, con su figura alejándose del par Charlie se volteó hacia la Rubia como si nada hubiese ocurrido, sonrisa en el rostro y una mirada llena de expectativa.─¿Cuán profundo eres capaz de sumergirte? ¿Cuántos pascales es capaz de aguantar tu cuerpo?─. Era la primera vez que veía un Gyojin y comenzó a bombardearla con preguntas una más extraña que la anterior para satisfacer su curiosidad.

_________________
Ficha - Genio Científico - Tirador Francotirador - Expediente
Usuario de Rokkushiki - Habilidades - Nivel 50 - Objetos
avatar
Charlie Sheppard
Teniente Menor
Teniente Menor

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 28/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Atkeronte Hakuoro el Vie Sep 29, 2017 11:48 pm

** El albo rey deambulaba por sobre la costra marina, un sinfín de destellos dorados se aperlaron por sobre el litoral de shells town, aunque parecía ser un día común y corriente sin embargo un grito de la guardia hacia el sargento que pasaba revisión no se hizo esperar

~ Navío entrante¡!! ~

Era obvio que muchos buques pasaban por ahí, pero era de extrañarse, pues cualquier barco no se anunciaba hasta que estuviera cerca de la costa, sin embargo aquella efigie aun por el horizonte, se asomaba con suma masa de construcción, un súper destructor del Grand line había descendido a los blues, rápido el murmullo se hizo en la fila de marines quienes soñaban con algún día ver los buques que por marine fort yacían, embarcaciones formidables y mucho se especulaba de los súper destructores, creados para barrer continentes enteros, quizás solo un par habían sido construidos pero aquí se veía un sólido vergantil enorme flotar a una velocidad considerable, conforme los minutos pasaban y la formación se rompía en la explanada principal se descubría el poderoso buque cuyo casco parecía hundirse en demasía puesto la cubierta no pasaba de flotar más allá de 5 metros del agua, así mismo como la silueta que dibujaba la embarcación, puesto donde debía verse el mástil principal se mostraba la sombra humanoide de algo, un humano siquiera?.

Los susurros no se hicieron esperar y ante el bullicio de “un gigante”, la embarcación astronómicamente exagerada, anclaba a orillas de shells town, mientras una imponente mole se mostraba sostenido de aquel mástil vergil ya sin vela, solamente un grueso y poderoso bastón del cual se hacía dueño atqueronte, todo el mundo gritaba eufórico, nunca habían pensado en ver semejante mole arribar al lado de la isla pareciendo ser otro islote más, uno artificialmente

- Wololololololo, novatos, saludos desde el archipiélago… ammm quien es el hombre a cargo, tengo unos papeles a revisar, pues solamente repostaremos aquí para continuar nuestro viaje, wololololo –

La voz estridente de aquel sujeto de capilares verduzcos resonaba en todas direcciones, su risa iconica retumababa amedida que la esta se acrecentaba, pues a comparación la isla parecía ser solo el reposadero de tan inmensa criatura, las aves colindaban con su testa y su cuerpo aparentaba estar esculpido en granito sólido, por los relieves duros y macizos de su musculatura, un enorme espécimen muestra del nuevo mundo, siendo el sargento quien le recibía por lo bajo, el cual rápidamente fue abordado por los compañeros de cubierta quienes conectaban la plataforma principal con el islote, dejando en claro que solo vendrían por provisiones para el resto del viaje, sin embargo mientras todas esas pequeñas criaturitas se disponían a acarrear cajas desde la isla al navío, este se limitaba a observar se le había prohibido estrictamente descender del buque hasta no alcanzar su objetivo, era una pena, el pueblito le parecía bastante llamativo, usado como grúa, metía todo el monumento de cajas de un solo movimiento a la bodega de carga justo bajo sus pies **
avatar
Atkeronte Hakuoro
Teniente Menor
Teniente Menor

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 18/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 30, 2017 9:07 am

Bajó la mirada de nuevo al verse observada por los reclutas masculinos, e incluso por algunas de las femeninas, que en lugar de lascivia, tenían una expresión que recordaba más a la frustración. No pudo evitar sonrojarse un poco, no le gustaba ser el centro de atención, y eso ya le costaba siendo tan alta, mucho más si el sargento la reprendía por no ir con el uniforme… Casi estaba acostumbrada a que los hombres la miraran dos veces de arriba abajo, seguramente imaginándose cosas que sacarían los colores a cualquiera. ¿Qué iba a hacer? Era su cuerpo, no podía hacer mucho, y sería estúpido impedirles que la mirasen, no es como si pasara desapercibida. Mientras no hicieran nada a mayores, podía soportar un poco de vergüenza. ¿Era interés lascivo lo que percibió durante un segundo de parte del propio sargento? Fue como si su mirada se iluminase un instante al posar la vista sobre su pecho cuando lo mencionó, aunque pronto desvió la mirada y tosió. Seguro que si se quitaba la chaqueta y la máscara no opinarían igual, de seguro que las branquias les daban más asco que lo que les gustaban sus pechos. Y por una razón que desconocía, cuando veían sus dientes, algunos llevaban las manos a su entrepierna, como si sintieran dolor en esa zona.

Antes de que el sargento pudiera decir nada, como una exhalación, apareció frente a ella, casi pegada a su cuerpo, una chica no mucho más joven que ella. Ella se quedó muy quieta, casi rígida. No sabía quién era ni por qué se acercaba tanto y se ponía a mirarla con ojo clínico, como si la examinara como quien revisa una montura antes de comprarla. Y es que daba esa sensación, mucho más cuando te fijabas en la extraña forma de las pupilas de sus ojos, en forma de punto de mira. ¿Fascinante? Normalmente cuando la gente la veía o posaban sus miradas en ella de forma lasciva o lucían temerosos, incluso apartaban a los niños a su paso. Eso era cruel… ella jamás le haría daño a un niño, antes pondría su vida en juego, antes prefería no volver a nadar. Pero ella… no la miraba con miedo ni con lujuria, simplemente parecía curiosidad y admiración… Era la primera vez.

En ese momento, escuchar la voz del sargento fue casi un alivio, se acababa de dar cuenta de que había dejado de respirar y necesitaba tomar aire con urgencia, de modo que inhaló una buena bocanada de aire, haciendo que su pecho se hinchara un poco y provocando que el soldado a su lado comenzara a sangrar por la nariz. ¿Niña prodigio? Realmente era excéntrica, y tenía pintas de analizar las cosas que veía, como a ella misma, ¿pero realmente era un prodigio? Saliendo de su ensimismamiento, se puso firme y se cuadró ante la orden de su superior. – S-sí, señor – Así que ella era la compañera de cuarto que le habían dicho que llegaría ese día… La verdad, no sabía si sentirse bien porque no sería una de las otras mujeres que a veces parecían querer apuñalarla o incómoda porque lo mismo no respetaba la privacidad… - ¿P-pascales? Yo… no estoy segura… La Isla Gyojin está a diez kilómetros bajo la superficie del mar… - Respondió como bien pudo a las preguntas de la curiosa joven. Una vez en su cuarto, le señaló la cama superior de la litera. – S-si no te importa usar la de arriba… Creo que soy demasiado grande para ella… - Sí, la primera vez que se subió en ella la noche anterior, había crujido, y eso no le dio muy buena espina, así que se decidió por la de abajo, al menos si ahí se rompía no se haría mucho daño y no aplastaría a nadie. – S-sé que está un poco desordenado… Cuando acabe el turno lo ordenaré y haré sitio para tus cosas en el baño y el armario… - Comentó, haciendo una reverencia para disculparse por no haber pensado en que ella llegaría ese día para tenerlo todo preparado. – A todo esto… Soy Halibel, e-encantada. – Le tendió la mano, aquella mano palmeada que todos los gyojin tenían para poder nadar a altas velocidades. Normalmente ocultaba sus manos, o al menos no las hacía destacar. Los guantes incluidos en la chaqueta ayudaban a que pasaran desapercibidos, pero éstos tenían que ser especiales, teniendo en cuenta las membranas entre los dedos, así que si uno se fijaba, se podía ver que tenían también una tela entre dedos.

Un vozarrón resonó en toda la isla. Se asomó a la ventana para ver un gigantesco barco atracado en el puerto. Aunque decir que estaba “en” el puerto podía llegar a ser incorrecto, más bien había sustituido al propio puerto. Y en su cubierta, había alguien que se podía distinguir desde la base tan bien como si estuviera a dos metros… Un gigante. - ¿E-eso es un gigante? N-no sabía que fueran tan grandes… - Estaba reaccionando como aquellos de los que se quejaba ella, con algo de temor. Pero es que ella no iba a morder a nadie sin querer, aquel mastodonte podía pisar a un grupo de gente sin siquiera darse cuenta. Su miedo estaba justificado… ¿no? Tenían que bajar de nuevo, estaban llegando soldados y tenía el presentimiento de que a ellas les mandarían hacer algo. – U-un segundo… - El sargento fue muy claro, para la próxima vez que la viera tenía que llevar el uniforme reglamentario… Así que fue al armario y, quitándose su ropa se colocó el uniforme que le habían dado, la talla más grande que tenían según le habían dicho. Casi le costaba respirar. La camisa le quedaba muy apretada por culpa de su pecho, además, incluso con ese uniforme parecía que sólo había cambiado el color de la ropa, pues la camisa para poder cubrir su pecho se alzaba y dejaba su vientre y una pequeña parte de sus senos a la vista. Por otra parte, los pantalones no le llegaban al tobillo y marcaban sus piernas como una segunda piel, especialmente la cadera. Era incómodo, sobre todo si tenía que pelear. También se sacó la máscara, dejando a la vista todo su rostro y el cuello, seguro que tampoco le gustaba en el uniforme. – Y-ya estoy…

Off:
Sé que no he interactuado con Atkeronte por el momento,
lo lamento, pero si seguía escribiendo esto se convertía en una biblia :v

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Charlie Sheppard el Sáb Sep 30, 2017 1:29 pm

La rubia intentó responder entre tartamudeos los interrogantes y entonces ambas comenzaron a caminar hacia la habitación que les correspondía así como les había indicado el sargento.─Oh~ 10 kilómetros─. Comentó en voz alta la pelirosa mientras caminaba a la par de su guía, sus manos hacían un gesto de conteo a pesar de que su atención seguía sobre su interlocutora y el camino al frente.─Aproximadamente 993 niveles de atmósfera, el cuerpo humano resiste entre tres y cuatro─. ¡Los gyojin eran fascinantes!, sabía que poseían cualidades sobre humanas, pero no se imaginaba que la diferencia fuera tan grande, podían sobrevivir a presiones que aplastarían por completo a un ser humano normal.

Llegaron a la habitación, no lo había pensado hasta el momento, pero pasaría bastante tiempo con esta persona al menos durante el futuro cercano. Esto también sería una nueva experiencia dado que estaba acostumbrada a pasar tiempo a solas estudiando y trabajando en sus prototipos en el taller de su madre.─¡Oh, una litera! ¿en serio puedo quedarme con la de arriba?─. Brincó y se prendió de la parte superior de la cama, sus pies quedaron varios centímetros por encima del suelo mientras sus ojos examinaban lo que sería su lecho.
El lugar estaba algo desordenado por lo cual la rubia se disculpó prometiendo que lo resolvería pronto, a lo cual Charlie respondió agitando una palma de lado a lado sin siquiera voltearse hacia ella mientras descargaba con su otro brazo su mochila de viaje y su rifle en una esquina del cuarto.─Nuh-huh─. Se podía leer claramente en su espalda el mensaje; "No te preocupes, no hay nada por qué disculparse".
El rifle era demasiado grande como para llevarlo porque sí por lo que lo dejó junto a su equipaje; algunas herramientas que había traído de casa, mudas civiles, entre otros. El resto de sus pertenencias era algo con los que prefería nunca partir.
Volteó hacia la rubia quien ahora se presentaba como Halibel y le extendía su mano palmeada para un tradicional saludo. Su ahora compañera respondió tomándola con ambas manos y dándole un energético y fuerte apretón.─Charlie Sheppard─. Su sonrisa, como de costumbre, era radiante y amigable.

De repente, la atmósfera se sacudió con una profunda risa que podía hacerse oír retumbando a lo largo y ancho de la isla. Halibel, quien se encontraba más cercana a la ventana fue hacia ella para ver que ocurría - Un gigante. Oh, solo se trataba de un gigante.─¡¿Un gigante?!─. Corrió hacia la ventana junto a ella para poder también apreciar aquella colosal figura que ensombrecía los alrededores.─¡Halibel, vamos a verlo más de cerca!─. Comenzó a gritar emocionada hacia su compañera, estrellas brillaban en sus ojos mientras apuntaba a lo que habían visto a través de la ventana, pero su compañera necesitaba un momento para prepararse. Tras cambiarse como le habían ordenado le dio luz verde para que pudieran ponerse en camino o al menos así lo interpretó su compañera. El nuevo aspecto de Halibel daba bastante de qué hablar, en especial su peculiar rostro que resultaba algo intimidante, pero a Charlie ni siquiera pareció notarla. Corrió hacia ella y la tomó de ambas manos.─¡Vamos, vamos!─.

La fuerza de un gyojin era diez veces mayor a la normal, ¡pero el ímpetu de aquella pequeña estaba por encima de los nueve mil! Sujetó a la rubia y echó a correr sin desprenderse de sus manos ni por un momento. No se detuvo hasta que por fin se encontraban en el puerto, aquél coloso era mucho más impresionante viéndolo de cerca, su cabeza ocultaba las nubes y parte de la luz del sol. Charlie finalmente soltó a Halibel y reunió todo el aire que pudo dentro de sus pulmones.─¡GIGANTE-SAAAAN! ¡OIIIIII!─. Agitó ambos brazos para intentar llamar su atención, ¿sería capaz de escucharla desde ahí abajo?
avatar
Charlie Sheppard
Teniente Menor
Teniente Menor

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 28/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Atkeronte Hakuoro el Sáb Sep 30, 2017 4:12 pm

** - he? –
Argumento el imponente sujeto desde su labor intensa de acarrear un par de cientos de kilos con facilidad, movía los víveres con prontitud y sin una gota de esfuerzo, una digna muestra de lo que sería un poderoso oficial naval, pero un grito ensordecedor llego con ávida energía a sus oídos, sin lugar a dudas la pelirosa había captado la atención de Atkeronte quien rápidamente desde lo más alto de la silueta de su cuerpo, desplomo su cráneo a agacharse, un sonido de desgarre aéreo retumbo por la atmosfera, una brisa aunque potente traería consigo el aroma de naturaleza húmeda y los orbes de miel reflejaban el pequeño y diminuto cuerpo de Charlie, era asombroso como toda su anatomía cabía perfectamente en el reflejo del ocular de Atkeronte

- wololololo… una recluta muy efusiva, activa, bastante productiva, alegre, hiperactiva, que tiene mucha energía, contagia su euforia – (ejem) se escuchó por lo bajo de la cubierta que hacia cortar el soliloquio del gigante – quien eres y en que puedo ayudarte… ammm… pequeña cha… tus ojos … tienen una mirilla? –

Agrego curioso el enorme rostro, había suavizado lo más posible su voz y aunque ya tenía de por si la costumbre de tratar que su aliento no fuera al frente de donde hablaba si no saliera por un costado y hacia arriba, esperaba no incomodar o lacerar a nadie en la explanada después de todo, eran sus camaradas, aprovecharía así la vista en lo bajo para detallar todo el lugar en su mente, sin embargo otra nueva presencia acumulaba la presión del peliverde, aquella rubia a las espaldas de la peli rosa, cual parecía aparentar venir correreada y agitada, sus enormes dientes, las agallas en su cuello y tan hermoso y escultura cuerpo no podían ser borradas de la vista de Atkeronte quien titubeo un momento en hablarle, por instinto se replegó un pequeño tramo, apenas notable para él, unos metros paras los pequeños

- que hace una bella cuartel, en una recluta como este? –

Murmuro galantemente, era obvio que era torpe y así mismo su nerviosismo, pues ni siquiera el mismo se había dado cuenta de su error, sin embargo, su pose confiada, su sonrisa a medio labio y su presencia se portaba como la de un conquistador de cuarta… aunque más bien un pequeño niño tratando de impresionar a alguien ya mayor, sin duda quería su atención, pero apenas si tenía entendimiento de parlar con personas pequeñas **

avatar
Atkeronte Hakuoro
Teniente Menor
Teniente Menor

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 18/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 30, 2017 10:20 pm

¿Cómo podía Charlie estar tan emocionada por un gigante? Ya había visto lo efusiva y entusiasta que podía ser, pero aquellos seres podían aplastar todo sin pretenderlo siquiera… Simplemente eran algo temible a tener en cuenta, por buenas intenciones que tuvieran. Ella, por su parte, estaba inmersa en sus propios problemas. ¿Cómo podía pedirle el sargento que vistiera así? Aquel uniforme estaba, como mínimo, tres tallas por debajo de la suya, por no hablar de que su busto siempre le dio problemas a la hora de comprar ropa, ya que ésta tenía que tener la forma del tórax bien hecha a medida para ella. Ahora su aspecto era bastante más provocativo e insinuante que antes. Al menos su ropa era de su talla, y la llevaba así porque le gustaba, pero aquello se suponía que tenía que quedar de otra forma y no había manera de que entrara en las telas si no era embutiéndose. Al moverse le daba la sensación de que aquello podía romperse en cualquier momento, pero confiaría en la resistencia del uniforme de los marines.

- ¿M-más de cerca…? Ch-charlie… yo creo que el sargento… - Era inútil, ya la había tomado de la mano y la arrastraba por todos lados en dirección al puerto. Ella podía resistirse, probablemente tuviera la suficiente fuerza como para que no tirara de ella, pararse en seco y regresar a su puesto. Pero ella era la primera persona en mucho tiempo que no la trataba como si fuera una potencial asesina, tampoco miraba su cuerpo con lujuria o envidia. La veía y simplemente parecía ver a alguien más, o un espécimen de pruebas, todavía no estaba del todo segura. No quería ser brusca con ella y que se molestase, sería su compañera de cuarto por un tiempo, era mejor llevarse bien. Caminar por las calles de Shellstown en aquellas telas era un doble sufrimiento. Al pegársele tanto era demasiado reveladora y además muy incómoda para moverse, no digamos para pelear. Llegó al puerto sonrojada, no por el esfuerzo, sino por la vergüenza y el hecho de que apenas podía usar la mitad de su capacidad pulmonar.

Para cuando quiso darse cuenta, estaban justo frente al barco y al gigante. Ni siquiera les miraba, podía dar un paso y aplastarlas sin que se diera cuenta siquiera. No decía que fuera malo, sólo que podía causar desastres de forma no intencionada, y eso era peligroso. Pero Charlie no parecía conocer lo que era el miedo y le gritó para que se fijara en ellas. Le daban ganas de decirle a su compañera que se callara, que no era buena idea que posara su atención en ellas… pero no lo hizo. ¿Cómo se lo decía a alguien que acababa de conocer y con quien apenas había empezado a entablar una relación de amistad? De haber sido más pequeña, habría tratado de esconderse tras Charlie, pero tal y como estaban las cosas era inútil intentarlo siquiera. Además, era consciente de todas las personas que pasaban por el puerto y se quedaban mirando… No al gigante, sino a ella. De haber tenido la piel blanca hubiera dado la impresión de que iba completamente desnuda de cintura para abajo. Sólo esperaba que el gigante se fijara únicamente en su compañera, que le había llamado y ella pasara desapercibida. Cosa que no fue así, pues la mole la recibió con una frase un poco extraña. ¿Qué había querido decir con eso? ¿Tal vez un piropo un poco torpe? Si alguien le hubiera dicho que un día un gigante intentaría flirtear con ella, lo habría tomado por loco. Y sin embargo allí estaba. – H-hola… S-somos reclutas… Ella tenía curiosidad y… vinimos… - No sabía qué decir, qué hablar con un gigante. Además ella era tímida por naturaleza, no sabía responder a un flirteo, mucho menos cuando la persona que lo hacía era tan grande que ella se podría haber sentado en sus pestañas. El nerviosismo le hizo apurar su respiración, lo que hizo que, involuntariamente, tomara más aire del debido en un momento y la camisa del uniforme comenzara a rasgarse por un costado hasta que reventó. Le quedaban sólo las mangas con un trozo de tela colgando y tuvo que cruzar los brazos sobre los pechos tan rápido como pudo, soltando un chillido al verse en sujetador en público. ¿Por qué le tenía que pasar eso a ella?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Charlie Sheppard el Dom Oct 01, 2017 12:03 am

La mente de Charlie siempre se movía a toda máquina, era algo complicado seguirle el ritmo y no era raro que sus ocurrencias llevaran a situaciones bastante peculiares, aunque esta en particular rompía con los estándares previamente establecidos. Congregados en un solo lugar un Gyojin, un gigante de alrededor de cincuenta metros de altura y una genio directamente salida de Karakuri. No había duda de que la muchacha se había auto-superado considerando que apenas había bajado del barco que la trajo desde casa y que el punto de partida de esta aventura era el más débil de los mares. Y es que su intento de llamar la atención no pasó desapercibido, el gigante se inclinó con cuidado para poder establecer contacto con el par, era evidente que se había acostumbrado a las problemáticas de ser un gigante entre hormigas.

Oh, vaya que era descomunal, Charlie podía ver su propio reflejo en aquellos ojos como si se estuviese viendo en el espejo. Contuvo el aliento de la emoción y la expectativa hasta que el gigante les habló.─¡Tienes una risa muy extraña!─. Lo apuntó con el dedo al remarcar lo que probablemente muchos pensaban, pero nadie se atrevía a decirle al coloso en voz alta.─¡Es muy graciosa, me gusta! Y esto es una marca de nacimiento─. Agregó al tiempo que cambiaba de blanco, ahora apuntaba con su pulgar al par de orbes decorando su rostro reluciente. Los engranajes de su mente ya se encontraban girando a toda marcha, preparando la avalancha de preguntas que arrojaría encima de aquél grandulón, pero el foco de atención cambio a su compañera quién se adelantó a responder la pregunta del coloso.

La pelirosa estuvo a punto de intervenir, pero le llamó la atención los cambios repentinos y evidentes en el gigante, no había podido evitar pasar por las causas de reacciones como ésta durante sus estudios sobre biología, encontró esto sumamente curioso y se detuvo sobre sus pasos para pensar.─¿Eso fue un intento de cortejo? No creo que el apareamiento sea posible─. Su mirada se desvió hacia arriba mientras tomaba de su mentón retratando una típica pose meditativa al tiempo que hacía audibles las conjeturas a las que había llegado dentro de su cabeza, sin embargo, no tuvo mucho más tiempo para pensar. El sonido de algo desgarrándose pudo apreciarse en el ambiente y ahora lo único privando las miradas ajenas de un topless por parte de Halibel eran los propios brazos de la misma. Su compañera entonces se acercó hacia ella mientras se quitaba la chaqueta y mecía su cabeza hacia los lados.─Tu elección de prendas es muy poco eficiente─. Era afortunado para la rubia que Charlie acabara de desbordar y se encontrara abrigada para protegerse del frío en alta mar. La misma solía vestir ropas cómodas y holgadas y además, aunque no diera la misma talla que Halibel, la joven sí que estaba bien dotada como ahora podía apreciarse gracias al escote que desvelaba la camisa sin mangas que había estado llevando debajo. Su compañera era más alta, pero esbelta, la prenda le quedaría algo ajustada, pero de seguro era mejor elección a su actual situación.
avatar
Charlie Sheppard
Teniente Menor
Teniente Menor

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 28/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Haciendo amigos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.