Últimos temas
» Boruto ROL [Élite]
Vie Ene 05, 2018 11:42 am por Invitado

» [Crónicas] El Ascenso.
Jue Ene 04, 2018 1:33 pm por Narrador

» Petición de Nivel
Sáb Dic 23, 2017 9:44 pm por Rak

» el milagro de la navidad
Sáb Dic 23, 2017 9:27 pm por Karen

» ¡Costume FIGHT! [Pasado - Shin]
Sáb Dic 23, 2017 10:01 am por Shin Leviathan

» [presente] el despertar de los muertos
Sáb Dic 23, 2017 9:24 am por Shin Leviathan

» [Pasado] ¿de verdad es tan malo?
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Objetos de Karen
Vie Dic 22, 2017 9:25 pm por Matthias Lehner

» Registro de Físicos
Vie Dic 22, 2017 9:21 pm por Matthias Lehner

Hermanos

Elite
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Oct 22, 2017 12:09 pm.
Admin
Web Master - MP - Perfil
Da Boss
Matthias Lehner
Administrador - MP - Perfil
Bloody Monk
Karen Akagi
Administrador - MP - Perfil
Demon King
Kensei Komikado
Administrador - MP - Perfil
The Judge
Créditos.

[Fic Pasado] Testigo.

Ir abajo

[Fic Pasado] Testigo.

Mensaje por Kensei Komikado el Mar Sep 26, 2017 3:02 am

La verdad detrás de la mecánica de las cosas..
Habían pasado dos semanas de la última vez que lo vieron, no tenía familia pero era conocido por todos, el pueblo lo conocía. Resultaba extraño era un muchacho que todos los días se lo veía caminando consumido en sus pensamientos por toda la isla. No trabajaba en lo más absoluto, pero sabía cómo ganarse la vida.
El primero en percatarse de él en el pueblo fue el barman de la posada quien lo apreciaba como a un hijo y luego fue extendiéndose por todo el pueblo. Todos se pusieron en campaña para buscarlo pero nadie pudo encontrarlo, fue como si se hubiese desvanecido en el aire.
Era organización particular sin ningún tipo de dudas, dejaban su huella pero eran completamente sigilosos; era algo rápido eficaz y sencillo. Compuesta no por más de 5 personas capacitadas para hacer el golpe sin llamar la atención. Tenían la tarea de secuestrar a un joven, no fue especificado alguien en especial. Lo vieron a él y simplemente lo tomaron, estaba saliendo de su casa para comenzar su día. Desde ese día nadie más lo vio.

Pasaron 5 días de su secuestro y despertó pero no podía ver al mundo, estaba completamente ciego. Quiso moverse pero estaba amarrado a una especie de camilla. Sus manos y pies se encontraban inamovibles. Su odio se agudizo, podía escuchar a alguien caminando cerca de él, pero se mantenía callado.
-Ah, ya te levantaste.-
Fueron sus primeras palabras, arrastro una silla al lado de su paciente y observo emitía unos sonidos con su boca en signo de pensamiento.
-Últimamente estuve falto de conejillos de indias sin embargo tus... Servicios, no serán en vano.-
El muchacho se estremeció, que es lo que quería esta persona de él, si lo iba a matar por qué no lo había hecho ya.
-Habrás notado que tu vista a desaparecido, pero no es motivo de preocupación la recuperaras en breve, simplemente tome tus ojos prestados.-
Una frase aterradora, que más pensaba hacerle esa persona era algo inconcluso para él. Comenzó a desesperarse superado por la situación pero sus movimientos eran casi nulos.
-Bueno creo que es hora de que vayas a dormir nuevamente, para cuando despiertes va a haber sido como un mal sueño con... Alguna que otra secuela.-
Sintió un pinchazo en su cuello y poco a poco fue perdiendo el conocimiento.
Abrió sus ojos, esta vez podía ver una sala parecida a un quirófano y un estudio personal. La noción del tiempo no existía más en él. Noto su vista complemente diferente a como la recordaba. Con uno de sus ojos podía acercar o alejar la vista pero el otro estaba oscuro, sabía que estaba allí pero no veía nada, tal vez estaría tapado. Se acercó la misma persona que le había hablado en un principio. Lo vio, tenía una bata parchada con trozos aleatorios de tela y con una apariencia andrajosa.
-Bienvenido, a un nuevo mundo. De ahora en más las cosas que veas serán diferentes. Hasta tú mismo.-
Realizaba gesticulaciones bruscas, se veía eufórico, mostraba una gran sonrisa y todo por haber logrado su objetivo. Agarro un espejo que anteriormente había preparado, lo puso enfrente del su paciente y este observo su nuevo aspecto. Fue una reacción tanto repulsiva y tanto traumatizante.
Algo que iba más allá de su entendimiento porque alguien haría algo con él.
Se notaba un aire de fascinación enfermiza por parte de aquel doctor, pero tenía en su mente una pregunta que haría con aquel muchacho de hora en adelante. Sus callosas manos agarraron una jeringa la cual inserto en el cuello de aquel muchacho y lo sedo nuevamente.
El tiempo era algo relativo para los mortales; era algo que sabía dentro de su mente, presenciar todo esto a escondidas de los protagonistas hizo pensar mucho al espadachín que se hacía varias preguntas tras todo este drama horrible… ¿Valía la pena salvarlos? ¿Era culpa del joven por ser débil? Estas interrogantes quedarían en el aire por el momento, esta experiencia solo serviría para Kensei como ejemplo del comportamiento humano y las interacciones sociales de los criminales, si de verdad quería ser el dios de la justicia, debía ser testigo de estos actos e inclusive de otros más horrorosos cuando el momento llegase.
avatar
Kensei Komikado
Pirata Conocido
Pirata Conocido

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 15/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.